EL CALAFATE Clima

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, adelantó que “estamos dispuestos a instrumentar rápidamente el programa de refinanciación de deudas a las provincias durante este trimestre”.
Así lo expresó el funcionario durante su habitual encuentro con los periodistas acreditados en Casa de Gobierno el viernes pasado, donde subrayó que “el flujo financiero transferido a las provincias en 2014 en materia de coparticipación federal alcanzó los 308 mil millones de pesos”.
Destacó además que el resultado primario y financiero es de “equilibrio fiscal” y criticó “algunos comentarios surgidos de consultoras que no dicen la verdad, y que en diciembre de 2013 decían que a raíz de los levantamientos de carácter policial la situación de carácter fiscal de las provincias sería inmanejable”.
Confió que “las transferencias nacionales crecieron a un ritmo casi equivalente a un 37 por ciento, y esto permitió tener un resultado de equilibrio desde el punto de vista fiscal, resultado del equilibrio que permite observar el comportamiento desigual de las 24 jurisdicciones, donde gran parte de las mismas son equilibradas y superavitarias y otras presentan un desequilibrio de carácter parcial”.
El jefe de ministros recordó que el programa de desendeudamiento y refinanciación de deuda se hace a trimestre adelantado y corresponde llevarlo a cabo durante el corriente mes, y que la presidente Cristina de Kirchner decidirá cuándo se podrá suscribir el documento.
Señaló que las provincias que no han adherido fue porque “han manifestado su oposición a ciertas cláusulas del documento; ha sido una posición voluntaria y no por una exclusión promovida por el Estado nacional”.

Cerrando filas
Son diecisiete las provincias que en el año 2014 estuvieron en el programa Federal de Desendeudamiento Provincial, cuyo período de gracia venció el pasado 31 de diciembre.
Por ese acuerdo a Santa Cruz le fue financiada una deuda por un total de 360 millones de pesos y la prórroga de los servicios la benefició en unos 70 millones de pesos.
Para 2015 los vencimientos a operar superarían los 100 millones de pesos, una cifra casi insignificante sobre un total de 7.500 millones que la Nación debería cobrar al conjunto de las diecisiete jurisdicciones incluidas en el programa.
Cabe aclarar que la deuda santacruceña data del año 2013 y de firmarse un nuevo acuerdo trimestral, se le sumarán a la de ese año los adelantos realizados a partir del mes de junio de 2014, que suman, aproximadamente, unos 1.100 millones de pesos más.
Mientras que un estudio privado estimó para 2015 un déficit financiero de más de 20 mil millones para las 17 provincias, con vencimientos para este año por 7.645 millones de pesos, de los cuales 3.698 millones corresponderían a intereses y los restantes 3.947 millones al pago del principal de la deuda, indicó un informe de la consultora Economía & Regiones.
Se explicó que “sin acuerdo, estos servicios de deuda equivalen al 19,3% del total de vencimientos que deberán afrontar las 17 jurisdicciones a lo largo del ejercicio 2015, y al 15% para el consolidado de 24 jurisdicciones”.
Se anticipa un déficit financiero importante para las jurisdicciones para este 2015, ya que se estima habrá una necesidad de financiamiento de unos 49.300 millones de pesos entre las 17 provincias (Santa Cruz estima unos 2 mil millones) y esto sin contar el pago de la deuda. Necesidad que se elevaría a casi 70 mil millones si se debe amortizar la deuda con la Nación.
De aplicarse una renovación del programa de desendeudamiento, tal como se hiciera para los vencimientos del año pasado, el Gobierno nacional podría aplicar una reducción del capital, volcando el saldo de ATN no utilizados el año pasado. De los 10.966 millones de pesos de ATN (Aportes del Tesoro Nacional) a la cancelación del stock de deuda, las necesidades de financiamiento de las provincias involucradas en el programa y del consolidado implicarían un alivio importante para las arcas provinciales.
Pero los especialistas señalaron que dicho alivio sería sólo momentáneo, ya que “si se tiene en cuenta que cada punto porcentual de aumento de salarios del consolidado de provincias representa en 2015 cerca de 3.000 millones de pesos de gasto adicional en el año, este ahorro financiero sólo permitiría cubrir poco más de 2,5 puntos del aumento salarial”.