EL CALAFATE Clima

SATSAID 1Ante gremialistas reunidos en el Sindicato de Televisión el mandatario hizo un revisionismo profundo del kirchnerismo, con críticas sobre temas sensibles como el empleo estatal en negro, el desfinanciamiento de la caja de jubilaciones, el presentismo docente,  y justificó los reclamos que derivaron en la crisis social e institucional de 2007.

Las palabras del gobernador en el gremio de televisión fueron difundidas por  la Dirección Provincial de Prensa.  “Estamos en buen camino y la estabilidad laboral es algo que se rompió en 2007, año en el que había mucha gente que reclamaba.  Y esa  gente que reclamaba no sólo no tenía estabilidad sino que además tenía una excesiva carga del presentismo sobre el salario, como el caso de los docentes, o muchos emolumentos en negro, y nosotros tomamos la determinación de blanquearlos” manifestó Peralta ante un auditorio compuesto por trabajadores, y dirigentes de diferentes gremios.

La alusión del gobernador a los reclamos de 2007 cuando tras la renuncia de Sergio Acevedo se encontraba al frente del Ejecutivo el vicegobernador Carlos Sancho, es el primer testimonio oficial sobre los aujeros negros del kirchnerismo que gobernaba la provincia desde 1991. Los reclamos de estatales se centraban en el abultado presentismo docente, el pago de sumas sin aportes, la situación de miles de empleados en negro, planes de emergencia, y tercerizados, y el déficit de la Caja de Previsión Social.  La crisis terminó con la renuncia de Sancho y la asunción de Daniel Peralta por orden del entonces presidente Néstor Kirchner.

“Porque casi el 70 por ciento estaba en negro”  dijo Peralta,  y subrayó  “vamos a decirlo con absoluta claridad, sabemos que ese déficit se ha trasladado, por ejemplo, a organismos como la Caja de Previsión Social” expresó el mandatario ante trabajadores del canal provincial que celebraban el pase a planta regular de 19 empleados.

El desfinanciamiento del sistema previsional es uno de los fracasos mas notables del kirchnerismo que amenaza con la nacionalización de la Caja de Jubilaciones,  sobre el que el gobernador no eludió manifestarse:  “venimos a decir que no la vamos  a transferir, la vamos a sostener y nos vamos a abocar a buscar  los recursos en la renta minera y en la petrolera, y en todos los que sea necesario, para que este sistema siga siendo el que cobije a los actuales y futuros jubilados”.

El déficit del sistema previsional supera los mil millones de pesos según el propio gobernador en su discurso inaugural del período de sesiones de la Cámara de Diputados, donde también remarcó la asistencia de nación que mensualmente aporta el dinero faltante para que Santa Cruz pueda pagarle a los jubilados.