EL CALAFATE Clima

Judiciales denuncia contra jueza bustosLa magistrada está denunciada por;  abuso de autoridad, violencia y maltrato laboral;  discriminación; y mal desempeño en el ejercicio de sus funciones. A seis meses de la denuncia el Tribunal Superior no mueve el expediente.

Por este motivo la Asociación de Abogados presentó ante el Tribunal Superior de Justicia un pedido para que se expida con carácter de urgente y de trámite al pedido de Jury de encuiciamiento requerido por la  Asociación Gremial de Empleados Judiciales de la Provincia de Santa Cruz contra la Dra. Bettina Bustos, titular del Juzgado de Instrucción de la localidad de Río Turbio.

“Considerando la gravedad de los hechos denunciados y la trascendencia social del asunto, en tanto se denuncian hechos que afectan intereses de los trabajadores, de los letrados, de los justiciables y de la imagen misma del Poder Judicial”, fundamenta la A.A.R.G. “consideramos que se impone el rápido esclarecimiento de la situación, para garantizar el imperio de la Constitución Provincial y las leyes inferiores a la ciudadanía; lo que sólo puede conseguirse mediante la respectiva investigación”, solicitan al tSJ.

La denuncia del gremio del personal judicial contra la Dra la Dra Betina Bustos

En la denuncia presentada, se hace alusión  al Fiscal Dr Luis Tomi y al  Defensor Oficial Dr. Alberto Ludueña,  quienes convocaron al mismo gremio judicial para transmitir su preocupación por el maltrato generalizado que propinaba la Juez y por el incumplimiento de sus deberes en causas judiciales.

El caso más grave, la liberación de un detenido acusado de abuso de una menor de edad

El Fiscal de Río Turbio presentó un requerimiento por escrito ante el Fiscal ante el Excmo. Tribunal Superior de Justicia (Dr. Claudio Espinoza) en  junio de 2.015, relatando una muy grave situación donde la Dra. BUSTOS decretó la libertad de un detenido in fraganti por la comisión de delitos contra la integridad sexual de una menor de 13 años; sin siquiera poner en conocimiento del pedido de excarcelación al Fiscal denunciante, y dejándose constancias en el expediente por parte de la Secretaría respecto de la imposibilidad de ubicarlo, lo que no es cierto”

El mismo Fiscal posteriormente amplió su denuncia por escrito indicando que se incorporaron en el expediente constancias que no se corresponden con los hechos (es decir, falsas) y que no se encontraban agregadas al momento en que tomara vista (antedatas); lo que genera una evidente desconfianza en la actuación del poder judicial.

Se entregó documentación referida  las denuncias presentadas por el Agente Fiscal ante el Fiscal ante el Tribunal Superior.

Maltrato y discriminación

Las denuncias en este sentido se vinculan con la presentación realizada el día 27 de Mayo de 2.015 por parte de 11 agentes del poder judicial que prestan servicios bajo la dependencia de la Dra. BUSTOS, dirigida al Tribunal Superior de Justicia.

En la nota los empleados manifiestan “para acreditar una carpeta médica en los Juzgados de Río Turbio no basta con presentar un certificado médico expedido por un facultativo idóneo, lo que seria acorde al reglamento, sino que también ese profesional es citado para que mediante actas ratifique lo que escribió”, denuncan los empleados. “La Jueza llama a los médicos que conoce y nos atienden para corroborar si es cierto que estamos enfermos”, agregan.

Se atenta con la vida personal de algunos empleados, divulgando relaciones, elecciones sexuales e incluso difamando desde un discurso machista a ciertas mujeres.

Otro de los abusos de su autoridad consisten en la orden de la magistrada a todos sus empleados de denunciar si se ausentan de la ciudad en fines de semana y días no laborales, (situación que sólo se encuentran obligados a comunicar los magistrados), y aún más, deben someterse a la autorización de la magistrada para poder hacerlo, ingresando indebidamente en la vida personal del os agentes.

Actos de discriminación producidos por la magistrada 

-Por capacidad intelectual: La Dra. Bustos llegó a llamar a cierto grupo de empleados “la escuela 9” (que es una escuela de discapacitados de la localidad), utilizando con tono despectivo, despreciativo y claramente discriminatorio el concurrir a una escuela especial y/o tener capacidades diferentes. Con el agravante de que su intención es menospreciar a sus empleados lo que de por si es censurable, utilizando un método de comparación con un sector sensible y que merece protección; siendo su actitud entonces de discriminación y a la vez de violencia laboral, gravemente reprochable en general, y mucho mas en un Juez.

-Por enfermedad: desacreditar los diagnósticos por considerar que ella no veía síntomas (ej. Suponer que un agente no padecía cáncer –pese a los diagnósticos y certificaciones médicas- porque ella no observaba caída de cabello). También resultaba común el desacreditar diagnósticos psiquiátricos, desconociéndolo como enfermedad.

-Por apariencia: discriminar a personas por entender que no eran agraciadas físicamente, imponiéndole apodos y burlándose con el apodo frente a los demás.

Por religión: Increpar y menospreciar a los agentes en virtud de la  iglesia a la que asisten y religión que practican frente a  todos.

-Hacia la mujer: la Dra. Bustos se entromete en la vida en relación de distintas empleadas mujeres que se desempeñan a su cargo, ingresando en cuestiones que hacen a las relaciones sentimentales que entiende entablan las mismas, realizando comentarios despectivos y malintencionados, con claro contenido machista y discriminatorio hacia la mujer.

El Tribunal Superior y una medida salomónica para que todo siga igual

El Tribunal Superior de Justicia mantuvo una reunión con los firmantes de la nota y emitió una serie de Resoluciones que no conformaron al gremio.

Así, en fecha 5 de junio de 2.015, el Tribunal Emite la Resolución en las que alegando estrictas razones de servicio y funcionales, resuelve EXCEPTUAR a partir del 6 de junio de 2.015 a la Dra. BUSTOS del cumplimiento de la subrogancia como Juez de Primera Instancia del juzgado de Primera Instancia Nro. Uno en lo Civil.

Se emitieron también con la misma fecha dos Resoluciones, por las que se dispone el pase de varios agentes a otras dependencias judiciales.

Asimismo el TSJ dispuso la realización de una Evaluación Psico-Institucional a los Magistrados, Funcionarios y Personal que cumplen funciones en el Juzgado de Río Turbio.    

La presentación que hizo la Asociación Gremial concluye:

“Todo este cúmulo de situación, se entiende como constitutivo de la causal de mal desempeño de las funciones que le caben como magistrado, repercutiendo negativamente en el servicio de administración de justicia que debe preservar, causando un grave daño hacia los trabajadores por la violencia que sobre ellos ejerce y perjudicando seriamente la imagen del Poder Judicial frente a la ciudadanía.”