EL CALAFATE Clima

P1000639El Concejo deliberante de El Calafate renovó concejales, autoridades, y hasta tiene edificio nuevo, sin embargo continúa utilizando la misma metodología a la hora de aprobar ordenanzas fundamentales:  el presupuesto 2016 los concejales lo conocieron la noche anterior a su tratamiento y aprobación por mayoría. 

“Esta práctica presupuestaria atenta contra el manejo de los recursos”, señaló a Winfo Santa Cruz el concejal Hugo Núñez quien reveló “recién el lunes por la tarde nos enteramos que al día siguiente íbamos a sesionar, nos convocó el intendente a su despacho para informarnos sobre el diseño del presupuesto”.

El Concejal justificó su abstención “porque carece de elementos que faciliten el seguimiento o monitoreo de la gestión”, y en este sentido manifestó “faltan indicadores que permitan medir el cumplimiento de objetivos y metas”, y destacó que además no hicieron cumplir con la ordenanza 1156/08 de Presupuesto Participativo que establece jornadas barriales para debatir las prioridades por áreas, y de cómo invertir el dinero público”, señala el Concejal Núñez.

Hoy se reconoce que las ciudades exitosas son aquellas que han introducido de manera sistemática  rigurosa una cultura y proceso de planificación” expresa Nuñez en su abstención, y  agrega “debió haberse presentado en octubre ante el Concejo Deliberante anterior, como correspondería, y más allá del esfuerzo que hizo el Sr Intendente que en el día de ayer a la tarde noche hicira para explicarlo”.

La comuna estimó en 334.620.500 pesos el cáculo de recursos y erogaciones para el ejercicio 2016, un monto similar al de los dos años anteriores, lo que se explica porque el Ejecutivo Municipal incluye en el presupuesto los fondos nacionales que en 2014 sumaron 220 millones de pesos, y en el corriente año, 170 millones.

El nuevo presupuesto no declara la cifra que aportará nación, o al menos no figura en el proyecto que aprobaron los concejales del FPV, no obstante trascendió que incluiría unos 80 millones de pesos destinados a obras financiadas por Nación que ya estarían aprobadas.

EL cambio de gobierno nacional y la consecuente incertidumbre en cuanto a la asistencia de fondos para obra pública que durante los últimos doce años alimentó las arcas de El Calafate, obligó al municipio a comienzo de diciembre a modificar hasta en un 50 por ciento el módulo municipal, revaluar las propiedades fiscales, y aumentar el valor de las patentes para remises, entre otras medidas tendientes a compensar el presupuesto.