EL CALAFATE Clima
Cartel caido

Durante los 12 años de presidencia de los Kirchner, Austral Construcciones recibió 8 mil millones de pesos en obra públca, según datos oficiales

Empresas constructoras de Santa Cruz están reduciendo personal con despidos directos o licenciamiento compulsivo. El Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción (Sitraic) emitió un comunicado denunciando la situación y acusando al gremio Uocra de comlicidad.

Denuncian que en Río Gallegos la empresa Esuco, “que construye los planes Procrear, ni siquiera disimula los despidos ya que en la última semana 300 obreros fueron despedidos y la empresa ya ha anunciado que es sólo el comienzo“, señala el gremio.

Asimismo manifiestan que además de los despidos sin causa, “los trabajadores sufren suspensiones periódicas sin goce de sueldo”.

Ninguna de las constructoras da explicaciones de las medidas denunciadas por el gremio, pero extraoficialmente se las vincula al fin del gobierno de Cristina Fernández que tendría como consecuencia la interrupción de fondos nacionales para obra pública que en muchos casos fueron discrecionales y favorecieron a empresas relacionadas con el gobierno, Austral Construcciones, Rodalsa, Loscalzo y Del Curto, entre otras.

Satraic cuestiona la actitud de la Uocra, a quien acusan de complicidad manifesta con las empresas que despiden personal, “defiende a la patronal y deja a los trabajadores desamparados”, denuncian, “quienes se atreven a reclamar son perseguidos y amenazados, y en declaraciones el propio Humberto Ruiz (Secretario General de la Uocra) ha dicho que no piensa hacer nada al respecto”, concluye el parte de prensa de Sitraic.

El grupo Báez ajusta por todos lados
Cada vez hay menos rastros de Austral Construcciones en la provincia, la empresa insignia del investigado Lázaro Báez. Cada vez son menos las obras que siguen adelante.  
Ya no se ven las cuadrillas de “naranjitas” como fueron conocidos durante la última década los trabajadores de la empresa por el color de sus mamelucos. Incluso en los últimos días desaparecieron los carteles nomencladores que indicaban las estancias de Baéz en el tramo de la ruta 40 que une Río Gallegos con El Calafate.
Tal es el repliegue de Báez que en lo que va del año hubo retiros voluntarios y recortes de personal, en sus medios de comunicación y en empresas de servicios, como las encargadas del catering para los operarios.