EL CALAFATE Clima
La reunión tuvo un clima de quietud y angustia transmitida

La reunión tuvo un clima de quietud y angustia transmitida

Personal en huelga por falta de pago de sueldos, obras paralizadas, cheques rechazados, y cuentas cerradas. La crisis por la que atraviesa hoy  Austral Construcciones podría ser terminal.

El principal constructor de la obra pública de la Patagonia de los últimos 12 años siente que “le soltaron la mano” que su caída comenzó “con las denuncias de lavado en su contra  y responsabiliza a las autoridades provinciales “porque no gestionaron las certificaciones” adeudadas.

Austral presentó un Procedimiento Preventivo de Crisis ante el  ministerio de Trabajo adjuntando una planilla con certificaciones pendientes de cobro por 195 millones de pesos. La deuda que con sus empleados es de 25 millones de pesos. Dijo estar dispuesto a que les quiten las obras en ejecución “siempre que absorban al personal”.

El empresario atendió el requerimiento de los diputados Sergio Bucci y Gerardo Terráz, quienes le habían solicitado la reunión para mediar en el conflicto que Austral Construcciones mantiene con sus empleados a quienes les adeuda dos quincenas y el medio aguinaldo. Los diputados viajaron desde Caleta Olivia acompañados de una representación de trabajadores de Austral que les había solicitado su intermediación ante la situación desesperada que atraviesan.

Junto a uno de sus abogados, Roberto Saldivia, Lázaro Báez recibió a los legisladores que asistieron a la reunión junto a una pequeña delegación de trabajadores en la sede de Austral ubicada sobre la ruta 3 en el ingreso a Río Gallegos.

El empresario apuntó contra Vialidad Provincial como reponsable de no haber tramitado las certificaciones de pago, “porque los empleados estaban de paro”.  Sin embargo Báez reconoció que el ultimátum lo recibió de parte de Vialidad Nacional, que por nota del 02 de diciembre le comunicó que “las partidas para el pago de certificaciones estaban agotadas”, con la firma de las autoridades del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

El constructor  amigo de Néstor Kirchner está convencido “esto no es una cuestión de Macri”, señala.

“La caída de mi empresa comenzó con las denucias de lavado que me hicieron”, enfatizó Báez, quien asegura “fuí sobreseído en todas las causas, salvo en una”, confesó a sus interlocutores.  El empresario está siendo investigado en la causa Hotesur en manos del Juez Sebastián Casanello que investiga los vínculos comerciales con la familia Kirchner, y contrataciones con Aerolíneas Argentina.

“El miércoles habrá una reunión clave de la que participarán todos, incluida Vialidad Nacional” adelantó el diputado Sergio Bucci a Winfo Santa Cruz, “esperamos que surja un principio de solución”, se esperanzó.

“La reunión fue abierta, por espacio de una hora escuchamos al empresario y él nos escuchó y respondió algunas preguntas”, comentó a Winfo Santa Cruz el diputado Sergio Bucci. Según el legislador Báez ratificó que su empresa está en crisis, que ya presentó un Procedimiento Preventivo, y que si no hay una solución a corto plazo “estoy dispuesto a que me quiten las obras, siempre que las empresas que se hagan cargo, absorban al personal”.

“Nos dijo que si a él le hubieran avisado de que no le iban a pagar hubiera hecho como otras empresas que pararon las obras”, relató Bucci. No obstante el legislador pone en dudas la imposibildad de Báez de afontar el pago de sueldos de sus empleados, “sabemos que es un empresario que tiene un gran capital producto de otras empresas y propiedades, con el que podría asistir la actual crisis que atraviesa la constructora“, indicó.

Bucci manifestó que al dueño de Austral Construcciones por momentos “se le llenaron los ojos de lágrimas”, cuando repasaba los años de surgimiento y crecimiento de su empresa.

“Ya no tengo espaldas”; “no me atienden los teléfonos”, se lamenta Báez.