EL CALAFATE Clima
Piuete

Foto Mirtha Espina

Con las principales rutas provinciales y nacionales cortadas y la amenaza de tener cientos de despedidos en la calle, la gobernadora Alicia Kirchner decidió interceder en el conflicto que tiene el empresario de la construcción Lázaro Báez con sus empleados y se comprometió a gestionar el pago de los salarios atrasados.

Lo hizo ante un grupo de trabajadores en representación de los manifestantes autoconvocados este mediodía frente a la sede gubernamental.

Si bien los trabajadores llevaron adelante la acción sin la representación gremial, la Uocra decidió realizar asambleas para comunicar la intervención del gobierno provincial en el conflicto y resolver en consecuencia la continuidad o no de las acciones gremiales.

En principio se estableció un impasse de 48 hs hasta el próximo martes, para que las autoridades intercedan ante Vialida Nacional, y Vialidad Provincial.  “La gobernadora manifestó que había un sesenta por ciento de posibilidades de obtener la plata“,  reveló a Winfo Santa Cruz Miguel Zúñiga, delegado de El Calafate.

De los tres piquetes en las rutas provinciales, en El Calafate se decidió el levantamiento del corte de rutas en el ingreso a la ciudad hasta el vencimiento del plazo acordado “sino hay solución, volveremos a la ruta”, advirtió el gremialista.

La jornada de hoy fue la de mayor tensión en lo que va del conflicto iniciado a mediados de diciembre toda vez que la empresa Austral dejó trascender que “era inminente el envío de telegramas de despido” a los mas de 1700 empleados.

Sin títuloEl diario Prensa Libre en su edición de hoy  tituló  “Se vencen los tiempos”, con una reproducción de la nota de comunicación a la Secretaría de Trabajo de la decisión de las cesantías. Aunque la comunicación no tenía firma ni sello de recibido, los trabajadores profundizaron su malestar por la noticia.

Más incertidumbre generó el diario Clarín que tituló “Lazaro Báez despidió de su empresa a 1800 empleados”, información que fue desmentida por los representantes gremiales “nadie de nosotros recibió un telegrama ni comunicación de despido“,  señaló uno de los trabajadores movilizados a Casa de Gobierno.

Desde el lunes que las rutas de Santa Cruz se convirtieron en un caos, que llegó hasta la puerta de la apacible Calafate, donde la temporada de verano pasa un buen momento aunque alterada por falta de nafta y un piquete de la UOCRA en el ingreso. Por estos días también descansa allí en su chalet, la ex presidenta Cristina Kirchner.