EL CALAFATE Clima

Captura de pantalla 2016-01-13 a la(s) 21.04.15Tras el incendio que se produjera la semana pasada en el Hotel Alto Calafate propiedad de la familia Kirchner, el gerente Oscar Souto cuestionó a los medios de comunicación que informaron sobre el tema, defendió las contrataciones con Aerolíneas Argentinas y se despegó del vínculo que el hotel tuvo con la empresa Valle Mitre del empresario Lázaro Báez por el cual la justicia lo investiga por presunto lavado de dinero.

“Entiendo que los periodistas necesiten nutrirse de noticias para vender su producto. Lo que no entiendo es que las barrabasadas, mentiras y estupideces lleguen a los extremos que llegan”, y amplió ““llegaron a decir que teníamos papeles en donde se incendió”, cuestionó Oscar Souto durante una entrevista en FM Dimensión de El Calafate que reproduce hoy La Opinión Austral.

Souto recordó que el fuego se originó en el asador y afectó el entretecho de ese sector y el comedor de los empleados. “Es el último lugar donde alguien guardaría algo, además ni siquiera hay acceso al entretecho”, afirmó.

El incendió que se generó en el hotel Alto Calafate la semana pasada tuvo , repercusión pública en todo el país. Los 160 pasajeros alojados allí fueron evacuados en el hotel Las Dunas, del mismo grupo empresario, donde cenaron y descansaron hasta regresar a dormir esa misma noche al hotel.

Causas Aerolíneas Argentinas y Lázaro Báez

Sobre la causa que se investiga al hotel por la contratación que mantiene con Aerolíneas Argentinas y que la diputada Margarita Stolbizer denunción en la justicia, Souto aseguró que el fue quien inició los contactos con Aerolíneas cuando llegó a la gerencia hotelera en el 2005 y era de la familia Amil y afirmó que no existen irregularidades. “Todos fueron contratos en compulsas de precios en las que participaron otros hoteles de El Calafate”, aseguró.

El directivo explicó que él mismo estableció lazos comerciales con Aerolíneas Argentinas cuando se hizo cargo del hotel en 2005. “Yo venía de trabajar en una compañía que tenía como cliente a Aerolíneas Argentinas. Por ende, a la primera persona que yo visito cuando llegué a El Calafate es al gerente local” de Aerolíneas Argentinas.

Sobre la causa por presunto lavado a partir de la contratación de camas por parte de empresas de Lázaro Báez, Souto aclaró que él no era el gerente en las fechas que se mencionan, ni tampoco estaba a cargo la empresa que lo maneja.

Sé lo mismo que saben ustedes por los medios, espero que pronto la Justicia termine y cuanto antes investigue y se descubra, mejor para todos”, afirmó.