EL CALAFATE Clima

13El día 17 de diciembre el gobierno de Alicia Kirchner constituyó un plazo fijo de 1000 millones de pesos de acuerdo al detalle de un informe interno del Banco Santa Cruz, el mismo quedó constituido bajo el nombre de “Plazo Fijo Precancelable, No Disponible”. Cuatro días después, el plazo fijo ya estaba “disponible” de acuerdo al mismo informe bancario, sin embargo, pese a contar con esos fondos la gobernadora Alicia Kirchner, dispuso que los salarios de activos y pasivos recién se depositarían hoy 5 de enero, en lugar del 23 de diciembre como fue la fecha histórica los últimos 24 años.

Las razones de la demora, deberá responderlas el gobierno. El costo del plazo fijo, lo asumieron los miles de asalariados provinciales  que vieron demorado su pago. Sin embargo el derrotero de ese plazo fijo se remonta a los últimos días de la presidencia de Cristina Kirchner.

De acuerdo a un informe interno del Banco Santa Cruz al que accedió Winfo Santa Cruz el jueves 3 de diciembre en la Cuenta Unica del Tesoro, CUT la provincia disponía de $ 1.260.324 millones de pesos, de los cuales 1.250.000 correspondían a fondos que habían ingresado desde el gobierno nacional. Aún faltaban seis días para que Cristina Kirchner dejara la presidencia y su cuñada Alicia asumiera en la gobernación de Santa Cruz.

Sin embargo al día siguiente ya se habían retirado esos fondos del CUT y trasladado a otras cuentas. El día 9, cuando aún faltaban horas para que la ex presidenta deje la Casa Rosada, habrían ingresado 100 millones de pesos más al CUT, según los dichos del propio ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Una semana después, el día 17 de diciembre, la provincia constituyó en las cuentas del Banco Santa Cruz un plazo fijo de 1000 millones de pesos en la categoría “Plazo Fijo No disponible” para convertirse en “disponible” el día 21 de diciembre. Sin embargo, pese a contar con esos fondos la gobernadora Alicia Kirchner, dispuso que los salarios de pasivos y activos recién se depositarían a partir de hoy 5 de enero, en lugar del 23 de diciembre como fue la fecha histórica los últimos 24 años.

Ante la inaudita medida tomada por el gobierno provincial de no pagar en tiempo y forma a los jubilados provinciales, el diputado José Blassiotto cuestionó la medida y dijo que es un gesto irresponsable que marca la distancia que tiene este gobierno con el pueblo.

“Este no es un gobierno peronista, por eso le da la espalada a los trabajadores y jubilados con sus reclamos y necesidades, se esconde y no da la cara”, afirmó Blassiotto. Quien fuera ministro de Economía de la provincia,  agregó que el gobierno cuenta con fondos más que suficientes para hacer frente a sus obligaciones pero prefiere colocarlo en un plazo fijo antes que pagar a los jubilados.

Si bien favorecido por los feriados de fin de año el gobierno no alcanzó a violar los plazos legales, desde diciembre de 1991 cuando Néstor Kirchner retuvo los sueldos y haberes a estatales, que la Provincia no había dilatado el pago a los pasivos más allá del mes en curso.

Toda la operatoria, desde el 3 de diciembre en adelante, aún cuando gobernaba Peralta, estuvo a cargo de Mónica Morandi como contadora general de la provincia y Estela Ramps como tesorera. Ambas funcionarias asumieron una semana antes de tiempo, anunciado por el propio Peralta en una de sus ultimas charlas con la prensa y según se explicó fue para “acomodar la transición y asegurar el pago de los aguinaldos”.

La contadora Morandi es recordada como una funcionaria de extrema confianza del kirchnerismo. Tuvo a su cargo en distintos períodos el ISPRO, la Caja de Previsión y la Caja de Servicios Sociales. Según fuentes de la caja de los jubilados, aún adeudaría allí la presentación de balances.

Blassiotto afirmó que avanzarán con los pedidos de informes y las investigaciones pertinentes para transparentar el manejo de fondos que realiza la Provincia: “La comunidad quiere conocer por qué no se le paga a los jubilados y qué se esta haciendo con el dinero de Santa Cruz. La Provincia tiene muchos recursos pero se maneja en la especulación financiera y política, olvidándose de la gente.”