EL CALAFATE Clima

zannini

Tras su paso por la cima del poder nacional muchos ex funcionarios de Cristina Fernández decidieron retornar al pago chico, adonde los espera a algunos la familia, a otros la jubilación, y a otros la continuidad de sus carreras políticas dentro del proyecto del Frente para la Victoria que promete relanzarse desde Santa Cruz al país.

En otra escala se ubican los funcionarios provinciales para quienes cada 10 de diciembre el calendario les depara un nuevo destino dentro de algún despacho estatal, cualquiera será la función que les toque ejercer.

El Chino Zannini, de amante del derecho a director bancario

Carlos Zannini, ex candidato a vicepresidente del Frente para la Victoria y pilar fundamental en la construcción del poder del kirchnerismo junto a Julio de Vido, volvió a Río Gallegos para encargarse de la representación del estado provincial en el Banco Santa Cruz, cuya mayoría accionaria pertenece al Grupo Eskenazy.

Un cargo inimaginable para un hombre que dedicó su vida a dibujar el trazo fino de los decretos y las leyes gubernamentales.

Mientras hace pie en un universo desconocido para él pero crucial para las delicadas finanzas de la Santa Cruz quebrada, el Chino sigue de cerca el expediente que inició en la Caja de Previsión para acceder a la jubilación.

Angelina Abbona, quien asumió la jefatura de los abogados del Estado nacional en 2010 y la ejerció hasta diciembre pasado, ahora regresó a la provincia como fiscal de Estado, cargo que ya conoce y ocupó durante la gobernación de Kirchner. Su esposo, Eduardo Mengharelli, fue nombrado director del Boletín Oficial.

La fiscalía de Estado funciona en el séptimo piso de Servicios Públicos, la empresa estatal de energía. Allí también reporta el ex secretario de Energía de la Nación Daniel Cameron.

El hombre que por una década tomó las decisiones en materia energética en el país ahora asesora al gobierno sobre las represas hidroeléctricas.

Su ex jefe, Julio De Vido, no volvió porque ahora es diputado nacional, pero por Buenos Aires.

El ex presidente del INTA Francisco Anglesio recaló al frente de Vialidad Provincial. Pasó de manejar un organismo que reúne a 7500 empleados en todo el país con un presupuesto de 3300 millones a un ente por el que también pasaron muchos millones en obra pública en la última década. En octubre, fue candidato a intendente y la delegación local del INTA fue su base de campaña.

Quien estuvo al frente de la Secretaría de Agricultura hasta que en el 2008 estalló el conflicto con el campo fue Javier de Urquiza. Después de la crisis quedó fuera del cargo, pero rondando en el área de Biocombustibles. Hoy regresó a Santa Cruz al frente del Consejo Agrario Provincial.

Mónica Morandi fue durante una década directora de la Caja de Previsión Social, en la época más controvertida del organismo por la falta de presentación de los balances que ocultaron el estado real del sistema jubilatorio provincial que hoy está desfinanciado.  Morandi es ahora Contadora General de la Provincia.

En tanto que el contador Roberto López, presidente de Lotería Nacional desde 2003, ahora volverá a un cargo que ya conoce: la Lotería de Santa Cruz.

Uno de los hombres que compartió muchas horas con el matrimonio Kirchner fue Sergio “El Potro” Velázquez, piloto del Tango 01 quien el 29 de noviembre se despidió de sus funciones a bordo de la máquina presidencial realizando un espectacular vuelo rasante sobre la pista del aeropuerto de Río Gallegos.

Velázquez fue designado al frente de la Dirección Provincial de Aeronáutica.

De todos ellos, Alicia Kirchner, es sobre quien recae todo el peso de un año que empezó muy complicado para la provincia. Pasó de doce años como ministra de Desarrollo Social a gobernar una provincia con $ 4500 millones de déficit, con dificultades para pagar los sueldos públicos y la bomba de tiempo que estalló con la decadencia del imperio construido por el empresario Lázaro Báez, que deja despedidos que engrosan la lista de desempleados.

 Los que nunca se fueron

Fernando Cotillo fue Intendente de Caleta Olivia adonde llegó en 2003 denunciando la corrupción de su antecesor José Córdoba, y se fue en 2011 denunciado por corrupto por el mismo Córdoba que retornó a la Intendencia.

Cotillo fue Vicegobernador hasta el 10 de diciembre y  con el nuevo gobierno de Alicia fue designado Director de Distrigas.

Lo acompañará como Director del organismo  Osvaldo Maimó, ex Intendente de Pico Truncado, sobre quien pesa una denuncia de concejales,  por malversación de fondos en relación a la entrega de terrenos fiscales.

El ex intendente de Las Heras Teodoro Camino,  asumió como Secretario de Trabajo y Seguridad de la Provincia.  También fue denunciado por malversación,  pero en su caso la justicia archivó la causa.

Nelson Gleadell, ex intendente de Puerto San Julián, fue designado Vicepresidente de Fomicruz, empresa minera estatal.

Pablo Grasso fue Concejal desde 2011 hasta el 24 de Julio de 2015 cuando debió asumir la Intendencia de Río Gallegos tras la renuncia de Raúl Cantín.

Su breve gestión de poco más de 4 meses está siendo hoy investigada por contrataciones de obra pública sospechada de sobreprecios.

Después de perder la elección por imperio de la Ley de Lemas, Grasso fue nombrado Presidente del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda.