EL CALAFATE Clima

Acosta ElectroingenieríaLas represas hidroeléctricas que se están construyendo en Santa Cruz son tema permanente de interés periodístico. Desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri sobrevuelan las dudas sobre su continuidad. Osvaldo Acosta uno de los dueños de Electroingeniería, la empresa argentina que integra el consorcio Represas Patagonia que construye la obra,  aseguró a La Nación que desde octubre hay atrasos en el pago de certificacioneaunque aclara “están en el camino burocrático de aprobación, no se van a parar”.

En el mismo artículo Acosta asegura que  “hay 1400 personas trabajando. No se están haciendo las obras principales, sí los campamentos”, reconoce. “Están dentro de un marco de alianza entre la Argentina y China. Estas obras generan una balanza positiva de ingresos y salida de divisas para el país de 2350 millones. Macri dijo en Davos que habrá continuidad con Beijing”, detalla el representante de Electroingeniería.

En tanto que en otro artículo publicado por Clarín este fin de semana se adelanta que el ministerio de Medio Ambiente a cargo del rabino Sergio Bergman está realizando un informe sobre lo que podría pasar cuando se empiecen a dinamitar las áreas que establecidas para las presas. El informe lo elabora el actual secretario de Política Ambiental, Diego Moreno quien hasta diciembre fue presidente de la Fundación Vida Silvestre. La ONG que condujo hasta que se sumó al Gobierno manifestó su oposición a las represas, igual que Greenpeace y tantas otras.

En el mismo artículo mencionan la preocupación que hay en Santa Cruz por los ingresos demorados para entrar a trabajar en las represas que la UOCRA reclama hace tiempo.

Por su parte proveedores de Santa Cruz manifestaron recientemente su preocupación porque la UTE está demorando hasta 3 meses los pagos, con serias consecuencias para muchas empresas que están a punto de cerrar sus puertas debido a esta situación.