EL CALAFATE Clima
Camara comercio

Foto: web Cámara de Comercio

El incendio que en pocos minutos devoró las instalaciones del snack bar del glaciar, es un hecho lamentable que conmovió a la comunidad y provocó la reacción de distintos sectores ambientalistas, del turismo, y del mundo empresarial.

Las causas del siniestro las develará el resultado final de las pericias de especialistas.

Además la dramática experiencia puso a la luz las falencias del sistema de seguridad del lugar, la prevención y cómo actuar sobre las consecuencias, y los errores de los responsables de administrar un recurso turístico fundamental para la provincia, y el país.

La Cámara de Comercio, Turismo, Industria y Afines de El Calafate emitió una opinión pública respecto del incidente.

El comunicado

DaesdeDaesde la Cámara de Comercio, Turismo, Industria y Afines de El Calafate, nos sumamos a las voces que lamentan la pérdida material y de servicios ocasionada por el incendio en el snack ubicado frente al Glaciar Perito Moreno y nos solidarizamos con los concesionarios en un momento tan difícil de sobrellevar.
El hecho nos llama a la reflexión: son numerosas las inquietudes que se presentan y sobre las cuales es importante adoptar medidas de seguridad o reforzar las que se encuentran en aplicación, en un área donde es necesaria infraestructura básica de atención al turista.
Verificar con detenimiento el estado de las instaïlaciones en todas las edificaciones en áreas protegidas, analizar si los procedimientos y las medidas de seguridad requeridas en los trámites de adjudicación o construcción son las apropiadas o requieren algún ajuste en virtud de este accidente o los que puedan sobrevenir; las concesiones del Estado deben constituir un ejemplo a seguir de lo que se debe hacer y de lo que no y el Estado debe ejercer su autoridad de aplicación en los controles de una manera estricta y continua.
Lamentamos profundamente lo sucedido, pero además, como empresarios que vivimos del recurso natural que sustenta nuestras inversiones económicas y miles de puestos de trabajo en El Calafate, no podemos dejar de expresar nuestra gran preocupación.
Este hecho constituye un llamado de atención, al igual que lo ocurrido en la Hostería Los Notros (hostería que se encuentra emplazada en un lugar en el que no debería haber construcción alguna). Allí se produjeron incendios en 1989 y 1992 y donde también la suerte estuvo de nuestro lado ya que las Desde la Cámara de Comercio, Turismo, Industria y Afines de El Calafate, nos sumamos a las voces que lamentan la pérdida material y de servicios ocasionada por el incendio en el snack ubicado frente al Glaciar Perito Moreno y nos solidarizamos con los concesionarios en un momento tan difícil de sobrellevar.
El hecho nos llama a la reflexión: son numerosas las inquietudes que se presentan y sobre las cuales es importante adoptar medidas de seguridad o reforzar las que se encuentran en aplicación, en un área donde es necesaria infraestructura básica de atención al turista.
Verificar con detenimiento el estado de las instalaciones en todas las edificaciones en áreas protegidas, analizar si los procedimientos y las medidas de seguridad requeridas en los trámites de adjudicación o construcción son las apropiadas o requieren algún ajuste en virtud de este accidente o los que puedan sobrevenir; las concesiones del Estado deben constituir un ejemplo a seguir de lo que se debe hacer y de lo que no y el Estado debe ejercer su autoridad de aplicación en los controles de una manera estricta y continua.
Lamentamos profundamente lo sucedido, pero además, como empresarios que vivimos del recurso natural que sustenta nuestras inversiones económicas y miles de puestos de trabajo en El Calafate, no podemos dejar de expresar nuestra gran preocupación.
Este hecho constituye un llamado de atención, al igual que lo ocurrido en la Hostería Los Notros (hostería que se encuentra emplazada en un lugar en el que no debería haber construcción alguna). Allí se produjeron incendios en 1989 y 1992 y donde también la suerte estuvo de nuestro lado ya que las condiciones climáticas impidieron su propagación al resto del bosque. La Península de Magallanes, declarada como Bosque Rojo por la Ley Nacional de Bosques sancionada en 2007, al igual que todas las áreas protegidas son muy sensibles y su cuidado y protección no pueden estar librados a la suerte sino a protocolos y procedimientos acordes al valor natural en riesgo.
Nos solidarizamos con los afectados y a la vez reafirmamos nuestra postura de preservación en la Península, sustentada en numerosa documentación y jurisprudencia.

No esperemos a que haya una próxima vez donde la suerte pueda no estar de nuestro lado y tengamos que padecer un incendio forestal de proporciones mayúsculas que ponga en riesgo nuestro único recurso natural y económico.

climáticas impidieron su propagación al resto del bosque. La Península de Magallanes, declarada como Bosque Rojo por la Ley Nacional de Bosques sancionada en 2007, al igual que todas las áreas protegidas son muy sensibles y su cuidado y protección no pueden estar librados a la suerte sino a protocolos y procedimientos acordes al valor natural en riesgo.
Nos solidarizamos con los afectados y a la vez reafirmamos nuestra postura de preservación en la Península, sustentada en numerosa documentación y jurisprudencia.

No esperemos a que haya una próxima vez donde la suerte pueda no estar de nuestro lado y tengamos que padecer un incendio forestal de proporciones mayúsculas que ponga en riesgo nuestro único recurso natural y económico.El