Durante una entrevista con medios de Río Gallegos la gobernadora Alicia Kirchner denunció que la Uocra y el Gobierno Nacional están ahogando financieramente a la Provincia. Adelantó que por los cortes de ruta la provincia iba a recibir menos regalías y coparticipación.

Se despegó del empresario Lázaro Báez y dijo que tiene que hacerse cargo de la situación de sus empleados, acusó al dirigente de la Construcción Gerardo Martínez de no acudir a sus llamados.

La mandataria denunció que el gobierno nacional la discrimina por su apellido Kirchner.

El texto de la entrevista

La gobernadora señaló que el 97% de las obras públicas que hay en Santa Cruz son financiadas por Nación y hoy “están paralizadas”, destacando que las mismas “implican 2 mil millones de pesos y no estoy hablando de las represas, que son casi 5 mil millones de dólares”.
Ante esto, reconoció que “el empleo de la construcción se ve seriamente deteriorado y si ustedes recuerdan, ni bien asumí fue el primer reclamo que le hice al presidente y en las reuniones posteriores siempre hablé de que se siguiera el tema de las obras públicas en nuestra provincia”.
Alicia Kirchner trajo a colación la reunión de Frigerio con los gobernadores del PJ, “nos dijo que eso no se iba a interrumpir, pero bueno… el hospital materno infantil, que lo ganó la empresa Esuco y que para nosotros es imprescindible para la provincia, también está parado y lo que veo es que hay un desentendimiento total del Gobierno nacional en esta temática”.

¿Comprende la modalidad del corte en toda la provincia, habida cuenta que el conflicto que está teniendo Austral es con Vialidad Nacional?

La verdad es que nosotros tenemos las puertas permanentemente abiertas para el diálogo, pero este se da cuando las dos partes están interesadas y cuando se establecen determinados parámetros, luego los mismos se cumplen.
Vemos que hay distintas líneas dentro del gremio de la construcción y se acuerda con determinado grupo, pero después no se respetan los acuerdos.

Hoy le pedí al ministro de Gobierno que hablara con el secretario de zona norte (Cristian) Salazar y quedaron en encontrarse en Puerto San Julián, y hasta hace 10 minutos (18:20) no se habían encontrado porque Salazar no llegó y la comunicación había sido a las 11 de la mañana. Por eso digo para que haya diálogo tiene que haber predisposición de ambas partes.

También he intentado comunicarme con las autoridades de la UOCRA a nivel nacional y aún no he podido, el Sr. Gerardo Martínez estaba fuera del país y hace tres semanas de esto.

¿A qué atribuye que Gerardo Martínez no devuelva un llamado y que la UOCRA local no cumple los acuerdos alcanzados?, ¿a qué atribuyen ustedes a este cambio que pareciera así mucho más político que otra cosa?
Vos lo estás diciendo. Yo espero que no sea eso, espero que haya una reflexión, espero que no sea algo, no político, porque la política es seria, eso es politiquero. Con el tiempo se sabrá, hoy lo que me preocupa, y sí puedo dar fe, es el ahogo financiero que tiene Santa Cruz y realmente creo y cada vez me doy cuenta más, en las sucesivas reuniones, que mi apellido tiene un precio y mi único compromiso es con los santacruceños.

¿Qué responsabilidad le adjudican ustedes al empresario en esto?
¡Total! Cuando se asume la responsabilidad de una obra, se debe cumplir primero que nada con los trabajadores. ¡Yo siempre voy a estar al lado del trabajador!, ténganlo en cuenta porque soy una trabajadora más y acá la responsabilidad del empresario es grave.

Consecuencias para la provincia

Pienso también que acá hay un ahogo financiero para la provincia, porque qué trae este corte: disminuye la actividad comercial, la actividad petrolera, el mes que viene las regalías van a bajar y ya nos han avisado distintas empresas que están en riesgo puestos de trabajo, entonces no es bueno este tipo de medidas.
Obviamente que yo nunca voy a estar con la represión, pero no es bueno esto. Nosotros pedimos en su momento que, así como hay en otras provincias, haya delegación de Gendarmería en Caleta Olivia, lo hablé hoy también con la ministra Bullrich, pero siempre al lado del trabajador, aunque acá trabajadores somos todos, también el que circula por la ruta.

Miren las arbitrariedades que se producen con esta medida, habían pedido de dos localidades de la provincia víveres y otros elementos que necesitaban los obreros de la UOCRA y el camión que los llevaba no puede llegar porque está parado por el piquete. Se produce una arbitrariedad sobre la otra. Por eso creo que a nivel sindical tiene que haber una mayor integración y solidaridad, ni qué decirles con los problemas que tenemos ante derivaciones por cuestiones de salud.

Ahogo financiero 

Pero a mí me preocupa fundamentalmente que el mes que viene nos van a entrar menos ingresos, ustedes saben que la provincia está muy mal en sus arcas y estamos haciendo un esfuerzo sobrehumano para ir ordenando todo y que los trabajadores del Estado puedan cobrar.
Esto también altera la vida de los municipios, porque también van a ver alterados sus ingresos y una cosa lleva a la otra y esto no es bueno.

El Gobierno nacional viene tomando políticas de ajuste y esas después derraman. Yo no quiero ajuste en mi provincia, pero tampoco voy a tener los ingresos para poder mantener las condiciones en las que estamos en este momento.

Y en el tema petrolero, aclaro que nosotros estamos permanentemente hablando con las autoridades de YPF, con el sindicato de petroleros y estamos llevando los acuerdos, pero si después me cortan la ruta, interrumpen los accesos para el traslado del combustible para que se mantenga el trabajo, es como que unos trabajadores están en contra de los otros, que yo sé que ese no es el espíritu del trabajador, pero realmente nos están llevando a un ahogo financiero.

¿Han hablado con Lázaro Báez, existen herramientas legales para dictar algún tipo de conciliación o algo?
La Provincia aplicó todas las herramientas legales, pero al ser una obra nacional, está la delegación nacional que tiene que hacerse cargo. Nosotros no rehuimos del problema, al contrario, estamos sumamente preocupados por la situación del trabajador.
Pero insisto, todo tiene un límite: un derivado, la gente que vuelve o se va de vacaciones, nada justifica un corte de ruta y además hay quienes trabajan en las rutas, la gente del transporte, esto realmente es grosero. Yo respeto los derechos de los trabajadores, pero el límite es cuando se avasallan los derechos de los demás.
Estamos hablando y tratando de hacerles entender esto. En algunas reuniones que hemos tenido llegamos a acuerdos, pero salen del encuentro y cambian esos acuerdos, evidentemente les pasan letra.

La UOCRA ¿qué le reclama en sí a la Provincia?

Les tendrían que preguntar a ellos, porque la verdad es que nosotros hemos hecho todo lo que correspondía hacer. Te encontrás con un Estado nacional con obras iniciadas que significan $ 2 mil millones y eso es movimiento en la economía local, porque los trabajadores cobran sus sueldos y lo derraman en las economías de cada lugar, lo he reclamado desde el primer día al Gobierno nacional y por ahora no tenemos respuestas.
Eso por un lado, por el otro los empresarios que deben asumir las responsabilidades y hacerse cargo, no se hacen cargo, entonces todo termina en el Gobierno de la provincia. Y el Ministerio de Trabajo tampoco da respuestas.

“Sé que mi apellido tiene un precio”

“Esta situación fue advertida al Gobierno nacional en tiempo y forma”, sostuvo Alicia Kirchner y planteó que su sensación es que “hay una fuerte adversidad a lo que significa el proyecto nacional que ha representado Néstor y Cristina, y entonces yo creo que soy buscada por lo que represento”, indicó. Explicó que “es como poner un coto al proyecto nacional que en algún momento condujo Néstor Kirchner y Cristina Kirchner en estos 12 años, que implicó realmente una transformación y un cambio en serio”.
“Yo sé que mi apellido tiene un precio, pero trabajé 12 años con convicción en un proyecto y creo en la dignidad”, sostuvo la gobernadora, al tiempo que calificó como “muy bajo” correr a las personas “por la manera de pensar o por la filosofía política que se tiene. Me parece que avasallar en estos términos no es bueno. Si vos decís que querés darle salud a la democracia, este tipo de cosas no ayuda”, enfatizó.
Y en ese marco, reiteró “sé que mi apellido tiene un precio, pero yo estoy orgullosa de llevarlo y creo que los santacruceños también, porque está subsumido en la identidad de la provincia y también del país”, aclarando que “como ministra de la Nación jamás puse un límite al color político, siempre tuvimos la mirada integral. He trabajado con 2.200 pueblos de distintos colores políticos porque a mí me interesa la gente, los argentinos y acá lucho por los santacruceños. Hay convicciones, pero también dignidad y las dignidades no se avasallan”.
Y en ese sentido, enfatizó: “realmente creo que el ahogo financiero y la falta de respuesta siento que vienen del Gobierno nacional”.

Aclaró Alicia Kirchner que “créanme que quiero la gobernabilidad y lo he dicho de cuanta manera se puede decirlo, pero a nosotros no nos ayudaron nunca desde que está este gobierno. Sí nos han recibido, nos han atendido, pero no nos dan respuesta y esto es lo que me preocupa”, planteó.

Fuente La Opinión Austral