EL CALAFATE Clima

prades“Fundieron a Caleta y hoy lo estamos pagando con un gran déficit” El intendente Facundo Prades regresó de Buenos Aires trazando un panorama muy difícil para las arcas de la Municipalidad de Caleta Olivia.

“Tras 16 años de malas administraciones, hoy nos encontramos con una situación delicada, no tenemos un solo centavo”, graficó el mandatario local.

Sueldos

Por el momento, la Comuna está afrontando el pago de sueldos con la recaudación propia, ya que el Gobierno provincial dejó de enviarle la ayuda financiera que lo hacía a la administración anterior. Tampoco el Gobierno nacional envió un auxilio financiero –salvo los 50 millones de pesos a fines de diciembre- alegando que hubo incumplimientos de Caleta, en las gestiones anteriores, en rendiciones de cuentas por obras públicas financiadas por organismos federales. En tanto, este fin de semana, con lo que ingresó en recaudación propia se logró abonar un adelanto al grupo de trabajadores que todavía no cobraron y que poseen los módulos 7.

Se les entregó una suma fija de 13 mil pesos. Hoy lunes se terminó de pagar.

Déficit

Para más datos, el intendente comunicó que “el municipio recauda 40 millones de pesos, en todo concepto (incluyendo coparticipación provincial y porcentaje de regalías); y se deben abonar 93 millones de pesos en sueldos, planes, cooperativas y pagos a proveedores. Es decir que tenemos 53 millones de pesos en déficit”. Además ratificó que en su gestión se mantendrán los planes y cooperativas, a pesar de que el Gobierno Provincial dijo que no abonará una ayuda financiera.

Ante esta situación, Prades pide a la comunidad que le ayude para salir de esta crisis financiera, generada por las irresponsabilidades de las administraciones anteriores. “Fundieron a Caleta, la reventaron y en 60 días muchos quieren que emprolijemos todos. Hoy lo estamos pagando”, respondió el intendente.

Irregularidades

Una de las situaciones anómalas que dejó el intendente anterior, por ejemplo, es haber contratado, entre agosto y diciembre, a 300 personas. Esos contratos finalizaban el 31 de diciembre. Es por eso que se decidió no renovar contratos que tenían menos de dos o tres meses de antigüedad. También desmintió que haya emitido un decreto para dar de baja contratos mayores a los seis meses.

Esto lo aclaró porque se había dicho que él había dejado sin efecto una ordenanza, la 5929, en la que los empleados contratados que tengan una antigüedad superior a 6 meses pasan directamente a planta permanente. “No cambié esa ordenanza. Fui concejal así que conozco el tema. Una ordenanza no la puede modificar un decreto. Es mentira todo eso. El único decreto que hicimos fue el de bajar el cargo de ‘director general’, que no existe en el organigrama”, aclaró.

De todos modos, indicó que sí se observaron las irregularidades cometidas por la anterior gestión en recursos humanos, como que hay gente que “pasó del módulo 1 al 7; o a gente que tenía carpeta psiquiátrica y le pusieron módulo 7. En todos esos casos se hicieron las modificaciones que corresponden por ley”. “Durante mi gestión no voy a echar a ningún trabajador que no se merezca ser echado”, manifestó tajantemente.

Pedido de solidaridad

Por otro lado, volvió a pedir una actitud solidaria al SOEMCO con el municipio, ya que está reclamando el gremio el pago de una deuda de 20 millones de pesos, o incluso el caso de un delegado que reclama el aumento del 75 por ciento del sueldo. Anunció que la próxima tarifaria se consensuará con todos los sectores. “Todo el municipio quedó en desorden. No tenemos responsabilidad en ese caos económico en que nos dejaron la Comuna. Estamos haciendo lo que podemos. Incluso salimos a pedir cubiertas usadas para poner en funcionamiento los camiones de residuos; algunos comerciantes no querían enviar la comida al Hogar de Ancianos o al hogar del Niño por la deuda que e municipio tiene con ellos.

“Es uno de los momentos mas difíciles de mi vida”, agregó Prades. Sobre la cuestión de los aumentos impositivos, invitó al vecino que no pueda abonarle a que se acerque al municipio y solicite una condonación de deuda. “Si la deuda es de menos de tres mil módulos, puedo condonarle con mi firma, si no esa solicitud pasará al Concejo”, aclaró.

En cuanto a la cuestión del desastre en que dejaron la gestión los intendentes anteriores, Jose Manuel Córdoba y Fernando Cotillo. Dijo que él se presentará como querellante también en las 36 denuncias que existen. De todos modos, expresó que “por más que denunciemos, el dinero para los haberes no aparecerá”. Prades recalcó que toda la comunidad tendrá que hacer un esfuerzo para salir de esto, y sobre todo las grandes empresas que deben abonar lo que durante años no lo hicieron, como el caso de la operadora SINOPEC, “que no quiere pagar la servidumbre, porque no tiene en claro las cuentas del dinero que vino al municipio por la renegociación petrolera, en el año 2009”.

Comentó que ante Nación ha reclamado el auxilio financiero y que hasta tuvo que discutir fuertemente en la Casa Rosada con el viceministro del Interior de la Nación.