EL CALAFATE Clima

Fué el entonces Ministro de Planificación Julio De Vido quien desde Caleta Olivia en plena campaña proselitista de octubre de 2015, anunció la apertura del proceso de licitación de la obra Acueducto del Lago Buenos Aires, con una condición: “La garantía para que estas obras se hagan es que Alicia sea gobernadora, Zannini vicepresidente y Máximo diputado nacional” fueron las palabras del funcionario a todo el pais por cadena nacional con la presidenta Cristina como interlocutora desde la sede de la UTN en Río Gallegos.

La información sobre la suspensión de la obra se conoció a través de El Mercurio de Chile, “Fracasa licitación de acueducto en lago binacional y Macri reevalúa proyecto”, publicó el diario trasandino.

“Fue declarado desierto, porque no se presentó nadie”, confirmó a “El Mercurio” el vocero de la Secretaría de Obras Públicas, Sergio Levit, quien  además adelantó que “el actual gobierno del Presidente Macri va a evaluar ahora si este proyecto es conveniente o no para el plan nacional de aguas que se está elaborando”.

Los vecinos de Caleta Olivia padecen la falta de agua desde mediados de los noventa por las reiteradas roturas del acueducto Lago Muster en Chubut. El pasado 28 de febrero autoconvocados realizaron una movilización masiva pidiendo por el agua potable. 

La información fue seguida con interés por la prensa chilena, dado que los vecinos de los poblados ribereños de la región de Aysén, mostraban su preocupación porque la obra anunciada por la entonces Presidenta Cristina Fernández afectaría el Lago Carrera,  la continuación del Buenos Aires.

La obra de $11.680 millones fue imputada al presupuesto 2016-2018, y se convocó a una licitación nacional e internacional, cuyos sobres debían abrirse el 4 de marzo, según anunciara la ex mandataria junto a su ministro de Planificación Federal, Inversión pública, Julio de Vido.

Captura de pantalla 2016-03-14 a las 5.22.48 p.m.

Así presentó la licitación el gobierno de Cristina Kirchner