El autor evoca un momento de su infancia cuando el temor a la inundación por el desborde del Lago Argentino, llevó a la población de entonces a proyectar una obra faraónica para preservar sus tierras.

P1020726Por Marcelo Cépernic

Cuando yo era pequeño, el glaciar Perito Moreno estuvo mucho tiempo (no puedo precisar cuanto) sin romper.

Los niveles del Brazo Sur, el Rico y el Roca subieron a tal punto que inundaron cascos de estancia existentes a su vera, que debieron ser reconstruidos en un lugar más alto.

Fue un drama para muchos pobladores de esa zona.
Recuerdo haber escuchado a mis padres comentar que una de las soluciones que se intentófue la de construir un canal por atrás de la Península Magallanes para drenar las aguas.

Afortunadamente, la idea no se concretó pues hubiera sido un desastre para ese fenómeno natural.

Pero también recuerdo que comentaban que habían recurrido a la Fuerza Aérea Argentina que envió a los “Gloster Meteor”, aviones bombarderos de aquella época. Ellos lo intentaron y, según creo haber escuchado dijeron que “era como tirarle bolsas de harina” pues no dio ningún resultado.

Finalmente, las fuerzas de la naturaleza hicieron su trabajo en aquella oportunidad.
Nunca, ya de grande, volví a oír de aquel asunto.

¿Alguien lo había escuchado? ¿Alguien tiene alguna literatura que mencione el asunto?

No puedo recordar si lo del bombardeo realmente ocurrió.