EL CALAFATE Clima
Un cafecito

Un cafecito

El discurso de Alicia Kirchner en la Legislatura abundó en recordatorios a Néstor Kirchner, a un pasado de bienestar de la economía provincial, y a un presente “degradado” según su propia calificación en el marco de una provincia quebrada.

Preocupa que como alternativa para revertir el desfinanciamiento la mandataria no haya anunciado ninguna medida para mejorar los ingresos provinciales, salvo la de actualizar y aplicar más impuestos y tasas que pagarán, y sufrirán, los contribuyentes de menores recursos.

Ni una sola línea le dedicó la Gobernadora a replantear  -actualizar- el esquema de impuestos y regalías que pagan las petroleras, mineras, pesqueras, y casinos, entre otras.

Solo esperar que Macri se conduela de Santa Cruz o de Alicia, perdone a Máximo y sus bravuconadas a distancia, y de la noche a la mañana comience a llover plata que riegue de prosperidad y bonanza a la provincia más empobrecida de la Argentina por culpa de los malos hados y los dioses conspiradores del Olimpo.