EL CALAFATE Clima

Gabriela PeraltaRIO GALLEGOS.- La diputada Gabriela Peralta sentó posición respecto del proyecto de ley enviado por el poder ejecutivo provincial que declara la Emergencia Educativa diciendo que “no veo como una declaración de emergencia resuelve problemas que no se solucionan por la vía legislativa”.

Para la legisladora “la sociedad quiere a los chicos en las aulas, los docentes quieren enseñar, el gobierno tiene que garantizar las estrategias para fortalecer la comunidad educativa. Debe tener una política clara donde las emergencia educativa es mucho más que una discusión salarial. Esta emergencia no explica como garantiza el derecho indelegable de la educación”.

Consideró que enfrenta los trabajadores. No se pueden obviar los procedimientos que contemplan las normas y el estatuto “por ejemplo abrirán en tiempo extraordinario la inscripción en la junta de clasificación, porque anular procedimientos habituales y consensuados no recupera los días de clase, “aquellos que formamos parte del sistema educativo, sabemos que tenemos que tener alternativas de enseñanza para la recuperación de los aprendizajes que tiene que llevar adelante el Concejo Provincial de Educación. A los padres no hay que mentirles, el Estado no ha podido garantizar el derecho a la Educación, y esta aparente solución, llega con 6 meses de demora”.
Peralta recordó que los diputados que integran la comisión de Educación tuvieron una reunión con los padres auto convocados y les acercaron su propuesta “para renovar el Sistema Educativo”, “que pretendía se lo declare como transcendental y lejos estaba de entorpecer el camino, era un cúmulo de ideas como aporte a la resolución del conflicto, y no hay nada de la escencia de esas voces en el proyecto del Poder Ejecutivo” sustuvo Peralta.
En cuanto a la letra de la emergencia expresó: “está prevista por tres años, esto nos dice varias cosas: espera tres años de conflicto, y no establece mecanismos de revisión para restablecer la normalidad del sistema, ni una evaluación periódica. Vemos con preocupación que crea una serie de cargos, honorarios, pero que ampliarían la estructura del Estado”.
No hay que olvidarse que los docentes también son padres, tienen el mismo problema, recordó la diputada. “La política educativa la definen una serie ciudadanos con responsabilidad de gobierno, no los padres de los chicos. Su responsabilidad es otra. Por otro lado, creemos que la calidad educativa es una gran discusión que tenemos que dar obligatoriamente, pero que de ninguna manera se puede medir asi, y mucho menos resolverse. La calidad educativa se mide de otra forma, pero fundamentalmente con diálogo, consenso, espacios de discusión y solo así arribar a acuerdos superadores.”
Asimismo expresó: “la propia gobernadora sostiene no poder pagar los salarios actuales, entonces no cuesta mucho pensar cómo serán abonados estos nuevos cargos. Que hace el Poder Ejecutivo con esos docentes cuando finalicen las medidas de fuerza y vuelvan al aula los titulares de esos cargos. El proyecto no contempla ninguna modificación de partidas presupuestarias ni considera cual será el gasto en materia de salarios. Nos parece que en esta medida de emergencia no existen controles sobre la aplicación los fondos que suponemos serán extraordinarios”
Para finalizar la diputada reconoció: “fui parte de la gestión anterior, con aciertos y con errores, hemos tomado medidas siempre con diálogo y consenso. Los errores han sido pagados no pudiendo aplicar las medidas propuestas o fueron superadas por mejores herramientas”.