Captura de pantalla 2016-08-31 a las 11.20.49 a.m.

LA NACION/ MARIELA ARIAS Eduardo Mengarelli denunció hoy ante la justicia de Santa Cruz a dos periodistas de PPT por los actos de hostigamiento, intimidación y amenazas contra su esposa, Angelina Abonna, la fiscal de estado de Santa Cruz y ex procuradora del Tesoro hoy imputada en una causa federal por encubrimiento de información y solicita que se impida que los periodistas denunciados se acercan a menos de 200 metros de la fiscal.

La denuncia contra los periodistas Ignacio Otero y Maximiliano Heiderscheid fue presentada hace minutos por el marido de la fiscal de Estado y también funcionario provincial, en la fiscalía Nº2 de esta ciudad a cargo del fiscal Jorge Chan, según publicó el portal de noticias www.elespejodiario.com

El fiscal deberá analizar ahora si acepta la causa o se excusa y la envía al fuero federal dado que los incidentes ocurrieron mientras el avión estaba en el aire, según detallaron fuentes judiciales.

Los hechos que tuvieron amplia repercusión y tambien fueron relatados con detalle el domingo pasado en PPT, el programa periodístico de Jorge Lanata, ocurrieron la semana pasada en un vuelo de Aerolíneas Argentinas entre Buenos Aires y Río Gallegos, cuando los periodistas Ignacio Otero y el productor Maximiliano Heiderscheid se acercaron a Abonna intentando hacer un contacto para concretar una entrevista.

En ese momento, según el relato de los periodistas, Mengarelli le pegó una cachetada a Otero a quien le dejó el ojo marcado, cuando trataba de preguntarle sobre los «Cristileaks», causa en la que Abonna quedó imputada por ocultamiento de información. Según los periodistas ellos se acercaron con buenos modales hacia la procuradora, dado que viajaban hacia Santa Cruz para realizar un reportaje sobre ella.

El relato de Mengarelli

2894ac6f-6cbe-4aae-8394-d3859d3ed78e

El relato de Mengarelli es distinto. Según sus palabras, los periodistas los acosaron e intimidaron. “Fuimos víctimas de hostigamiento, amenazas y coacciones por parte de los denunciados”, afirma el marido de la fiscal de Estado. A quienes en una parte del escrito los califica de “integrar en los hechos el elenco mediático aliado al gobierno de turno”.

Y relata “apenas abordamos y ubicados en los asientos que nos fueran asignados –fila 13, asientos A y B- (, observamos la presencia de dos personas, que con actitudes por demás sospechosas, comenzaron a desplegar una serie de actos, miradas y comentarios en voz alta, que alertaron mi atención. Aclaro que dichas personas se encontraban ubicadas en la fila 11, asientos asignados A y B, o sea, fila vacía por medio nos separaban de ellos”.

Según el marido de la fiscal , pasados los noventa minutos de vuelo el se trasladó al baño y ocurrió lo siguiente. “ Me incorporo, y tomo rumbo hacia la parte trasera, cuando pronto a llegar a la puerta del baño, me topo con una persona, que a posteriori identifico como Heiderscheid, parado en el pasillo obstruyéndome el paso y filmando con su teléfono celular hacia la orientación de nuestro asiento”. Y continúa “en ese instante escucho un fuerte grito de mi esposa, y una voz, proveniente del segundo sujeto,   que en un tono intimidante y propiciando amenazas, se dirigía hacia donde ella se encontraba sentada y dormida, y volcando su cuerpo sobre la butaca delantera –fila 12-, vacía cuando abordamos el vuelo, comienza a increparla, propinando amenazas, hostigándola e imputando el accionar de ilícitos, tales como: “usted va ir presa por robar pruebas”, “usted ocultó información”, “a quién pretende encubrir”, porque se esconde?”.

Mengarelli quien se desempeñó en la secretaría legal y Técnica mientras Carlos Zannini era su titular afirmó que el “arrebato premeditado, abrupto y desenfrenado” que habrían realizado los periodistas “generó en mi cónyuge un temor a un daño inminente sobre su persona difícil de describir, generado por parte de estos dos personajes, hasta el momento de los hechos, desconocidos para mí, y que haciendo del sistema del “escrache público” pretenden victimizarse escudándose en los principios de la libertad de expresión y censura, principios y preceptos que en un todo comparto, ello, hasta el límite de la invasión de la privacidad, seguridad personal y resguardo al honor”.

Mengarelli solicita que el fiscal ordene la prohibición de acercamiento a no menos de 200 metros de Abona “quién por la función pública que ejerce , Fiscal de Estado de la Provincia de Santa Cruz, se encuentra en un cierto, real y concreto estado de exposición que la convierte en una persona por demás vulnerable”.