EL CALAFATE Clima

“Que sin un grupo, sin un equipo, no sos nadie”, fueron las palabras de Mónica Cepernic, una de las cinco mujeres que recorrieron el río Santa Cruz en toda su extensión. Mónica también quiso rendirle tributo a sus padres cuyas cenizas fueron esparcidas en el río.

Por su parte Angélica Sánchez contó a Winfo Santa Cruz que  “quería ver el río, un antes y un después de las represas”, manifestó quien además cumplió su sueño personal de bañarse en el río.

Más de 300 kilómetros que les insumió 13 días durante los cuales fueron concretando un desafío y tomando conciencia del grave deterioro del campo santacruceño, de estancias cerradas, sin animales, y campos corroídos por la sequía y el abandono.

Cada minuto de travesía, cada jornada cumplida, cada kilómetro que dejaban atrás, era estar un poco más cerca de alcanzar el sueño que nació hace un año, y concretaron con el último tranco del caballo que las depositó en Cañadón Misioneros, donde las esperaban el cariño y admiración de familiares y amigos, y el saber que en la vida, breve, insignificante comparada con el eterno río azul, todo se puede, y que los sueños están para ser cumplidos.