EL CALAFATE Clima
Foto Partido Obrero

Foto Partido Obrero

Un funcionario de la intendencia de Gobernador Gregores que en 2016 había sido condenado por acoso sexual renunció al cargo sin que el municipio haya propiciado su desplazamiento,  y ahora la víctima, también empleada municipal, le sigue un juicio a la comuna por daños y perjuicios. El Concejo Deliberante había votado el apartamiento del funcionario.

“La verdad siempre sale a la luz, pero sigo sin entender por qué el intendente no se pronuncia aún”, escribió Luciana Goitea en su cuenta de facebook.

El concejal del Partido Obrero en Gobernador Gregores, Pablo Lombroni, presentó en la última sesión del Concejo Deliberante un proyecto para apartar del cargo al Secretario de Deportes del municipi José Arzet quien había sido condenado en una causa por abuso sexual.

Por mayoría se dio lugar al tratamiento del proyecto y el 21 de marzo se hizo efectiva la resolución que solicitaba al intendente la separación definitiva del cargo. Pocas horas después se conoció la renuncia presentada por el funcionario.

En el 2012 Luciana había denunciado en medios locales y ante autoridades provinciales y municipales la situación de acoso sexual seguido de persecución laboral que estaba sufriendo, y ante la falta de respuestas,  solicitó el cambio de área de trabajo y por ello fue transferida de su cargo de administrativa a maestranza.

Luego de dos instancias de apelación, la justicia dictaminó que José Arzest “debía participar de cursos y talleres sobre violencia de género y derechos laborales de la mujer que debía garantizar el mismo municipio”, fue el fallo que emitió la jueza Reneé Fernández en septiembre de 2016.

Luciana escribió,  “Seguiré luchando hasta el final, por esas voces que tienen miedo”.

Comunicado del Plenario de Trabajadores del Partido Obrero

El Plenario de Trabajadoras del Partido Obrero denunció la indiferencia y el encubrimiento del intendente, en primera instancia por respaldar al funcionario ante la solicitud de la empleada cuando se denunció el problema.

Al día de la fecha el Ejecutivo no se pronunció respecto al tema. Aunque la renuncia de Arzest no resuelve el problema, es un hecho trascendental para las mujeres que sufren acoso y maltrato laboral, que ahora tienen un precedente para denunciar los abusos.

El bloque del Partido Obrero en el Concejo Deliberante irá a fondo con el proyecto de la licencia por violencia de género, el seguimiento al municipio local respecto del dictamen de la justicia y el acompañamiento a Luciana, que continúa en juicio contra el municipio local por daños y perjuicios.

Llamamos a todas las mujeres a organizarse de manera independiente contra un Estado que es responsable de la violencia hacia la mujer.