EL CALAFATE Clima

Alto CalafateBUENOS AIRES.- En el marco de la causa que investiga si la familia Kirchner ingresó través del alquiler de sus hoteles dinero ilícito proveniente de la obra pública adjudicada a Lázaro Báez,  pidieron hoy la indagatoria de la ex presidenta Cristina Fernández, de sus hijos Máximo y Florencia, y de Romina Mercado, entre otros de una extensa lista de testimonios.

Los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, sostienen la acusación de que más de 27 millones de pesos que los Kirchner sumaron a su patrimonio entre 2009 y 2013, provino de retornos que les pagaba el dueño de Austral Construcciones, el mayor constructor de la obra pública en Santa Cruz  durante las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner.

Peritos de la Corte Suprema de Justicia hallaron un cúmulo de irregularidades en el alquiler de las habitaciones del hotel Alto Calafate donde no se encontraron registros de pasajeros, ni comprobantes de gastos por la utilización de los servicios.

La lista de los citados a indagatoria. 

Los fiscales pedirán que el juez federal Julián Ercolini cite a indagatoria a la ex jefa de Estado, a sus hijos Máximo y Florencia Kirchner, a Lázaro Báez y a la ex presidenta de Hotesur, Romina de los Angeles Mercado, hija de la gobernadora Alicia Kirchner y empleada ad honorem en la Fiscalía de Estado provincial.

Pollicita y Mahiques solicitarán la indagatoria también de uno de los hijos de Lázaro Báez, Martín Báez, del socio histórico de los Kirchner, Osvaldo José Sanfelice, del escribano Ricardo Leandro Albornoz, Oscar Alberto Leiva, Víctor Alejandro Manzanares, Patricio Pereyra Arandia, Adrián Esteban Berni, Alejandro Fermín Ruiz, Roberto Marcelo Saldivia, César Andrés, en orden al delito de lavado de activos, agravado por haber tomado parte de una asociación formada para la comisión continuada de hechos de esta naturaleza.

La ex presidenta y sus hijos ya están procesados como supuestos jefes de una asociación ilícita que cobró sobornos a través de falsos alquileres de propiedades de otra sociedad, “Los Sauces”, en una causa a cargo del juez federal Claudio Bonadio.
Cristina además está procesada por el juez Ercolini por el direccionamiento de la obra pública a favor del detenido Báez en Santa Cruz y ya fue enviada a juicio oral en la causa por la venta de dólar futuro al final de su gobierno.

Báez está preso en la cárcel de Ezeiza por orden del juez federal Sebastián Casanello, quien lo procesó por lavado de activos tras la filmación que mostró a su hijo Martin y otros también procesados contando millones de dólares en la financiera SGI, conocida como La Rosadita, en Puerto Madero.

Fuente: Télam