EL CALAFATE Clima

Captura de pantalla 2017-05-02 a la(s) 06.26.15RÍO GALLEGOS.- La ministra de Seguridad Patricia Bullrich, desmintió a Cristina Fernández quien había asegurado que la noche de los disturbios en la residencia oficial solo “había cinco mujeres”, entre ellas su nieta bebé, y que   “no había hombres, ni siquiera había policías en la puerta”, denunció la ex presidenta a través de un video grabado al día siguiente de los disturbios que derivaron en una brutal represión policial.

La ministro de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, aseguró que esa noche “Había cuatro miembros de la custodia” junto a la ex mandataria, dijo la funcionaria a cargo de la seguridad nacional.

Entrevistada por el periodista Luis Majul por América TV, Bullrich detalló que Cristina tiene 45 custodios en total, entre ella y sus hijos. “Entre 40 y 45 custodios, en cinco domicilios, tres propios y los de su hija y su hijo”, indicó.

La funcionaria declaró que esa misma noche a las 23.30 hs se comunicó telefónicamente con el jefe de la custodia de Cristina, el comisario Diego Carbone, quien le confirmó la presencia de los cuatro custodios junto a la ex presidenta, la gobernadora Alicia Kirchner, su nieta, y otras dos mujeres del servicio doméstico de la residencia.

Bullrich agregó que “inmediatamente le mandamos unos quince policías de la Federal que estaban detrás de la residencia oficial, y unos veinticinco miembros de la Gendarmería que estaban a distancia”, del lugar donde habían efectivos de infantería local.

Además la ministra Bullrich calificó de “gravísimo error” el hecho de que la policía provincial no haya impedido la cercanía de los manifestantes,  “no debió abrir la reja” de la residencia, y agregó: “yo si fuera la gobernadora estaría investigando por qué la policía de Santa Cruz no actuó  como tendría que haber actuado”, enfatizó la funcionaria.

Cris video residenciaEl gobierno provincial denunció a los manifestantes

Por los hechos que derivaron en una fuerte represión policial que concluyó con cuatro personas heridas con balas de goma,  el gobierno de Santa Cruz presentó una denuncia penal por “daños, atentado contra el orden constitucional y democrático, sedición y violación de domicilio” contra los manifestantes en su mayoría estatales que protestaban por la falta de pago de salarios.

En la denuncia presentada por la fiscal de Estado adjunta de la Provincia, Andrea Askenazi Vera, el gobierno vinculó la presencia de medios de prensa nacionales que cubrían la protesta.

“Estamos aquí ante una acción coordinada por violentos, de forma premeditada, en banda y a altas horas de la noche (con presencia de móviles en vivo de medios nacionales) a fin de destituir al gobierno democrático de la provincia”, fundamenta el gobierno en su presentación judicial. Una de las pruebas que presentó el gobierno es el video grabado por Cristina.

Acusa a los manifestantes de actuar con un alto grado de violencia, y pidió una orden de restricción de acercamiento a cualquier edificio público al dirigente de Judiciales Santa Cruz Juan José Ortega, a quien calificó como “un activista de reconocida trayectoria por su violencia” por haber “tomado otros edificios públicos de forma violenta, como el Superior Tribunal de Justicia, Caja de Previsión Social”.

Cabe consignar que esa noche Ortega no participaba de la manifestación que no fue convocada por los gremios, sino que concurrió una vez que desató la represión, y que los medios nacionales se encontraban en la provincia desde hacía varios días cubriendo las protestas estatales.