EL CALAFATE Clima

Captura de pantalla 2017-06-06 a la(s) 10.27.24RÍO GALLEGOS.-  El gremio que nuclea a los trabajadores de los organismos de control APOC, expresó su preocupación por el “avance discrecional”  contra la carrera administrativa, que surge de la designación del nuevo jefe de Auditores de la Administración Central en el Tribunal de Cuentas. Cuestionan que “se aleja del criterio histórico de designación”, y consideran que “subestima las cualidades” de los empleados con mayor experiencia. Dicen que despierta suspicacias la nueva designación en el área que recientemente llevó adelante las auditorías que derivaron en denuncias penales contra funcionarios provinciales.

Advierten además que implementarán un sistema de rotación del personal de auditores.

Desde el gremio denuncian que es la primera vez que se utiliza este criterio de nombramiento ya que “desde el nacimiento del Tribunal de Cuentas siempre el Auditor jefe de cada auditoría había surgido entre los empleados del sector donde se había producido la vacancia”, señalan a través de una solicitada.

Manifiestan que llama la atención que la designación se produzca en un sector sensible del TC “desde donde se han originado las últimas investigaciones que han derivado en denuncias penales a funcionarios provinciales del más alto nivel, lo que inmediatamente genera suspicacias”, expresan, ya que podría intentarse “silenciar la tarea de los auditores”.

Entienden que la designación en forma directa del nuevo jefe de auditores por parte del presidente dr Carlos Ramos, podría representar “un castigo, por estar bajo la órbita del Vocal por la minoría”, en referencia al dr Javier Stoessel.

Justamente la auditoría de la Administración Central donde se desempeña Stoessel, es la que llevó adelante el proceso que derivó en las denuncias contra la ministro de Salud Rocío García por la triangulación de fondos a través de la UTN para pagar a personal monotributista del hospital Peliche.

Descargar (DOC, 69KB)