EL CALAFATE Clima

Captura de pantalla 2017-09-20 a la(s) 11.58.03PICO TRUNCADO.-  Auxiliares de educación que realizan tareas de limpieza en las escuelas, llevan adelante una huelga de hambre en reclamo de una definición de su situación laboral en virtud de que el municipio suspendió el convenio con el Consejo de Educación por falta de pago. Las trabajadoras reclaman un contrato de vinculación con sueldos en blanco. Mientras tanto un funcionario de Educación intentó “puentear” pagos al personal a través de una cooperadora.

El acuerdo entre el CPE y el municipio establecía que la comuna abonaba los sueldos a las trabajadoras y luego el CPE reembolsaba el dinero a las arcas municipales. Pero tras varios meses de incumplimiento y una deuda acumulada superior a los 2 millones de pesos, el intendente Omar Fernández decidió rescindir el contrato con la provincia.

Además  propuso la confección de un nuevo convenio que blanquee la relación laboral de las 67 empleadas autoconvocadas, con un salario equivalente a una categoría 10 del escalafón de la administración pública, que se cumpla con los aportes previsionales y a la obra social.

En su cláusula cuarta el nuevo convenio establece que el municipio abonará los sueldos a las auxiliares, “una vez girada la partida por parte del Consejo de Educación”, detalla el contrato.

La propuesta no fue aceptada por las autoridades provinciales, y en cambio buscó realizar los pagos al personal de la cooperativa a través de una cooperadora escolar. 

“Necesitamos una colaboración”  le pidió Héctor Salinas, director de administración del Consejo de Educación a la tesorera de la cooperadora de la escuela 8 Capitán de Los Andes. El funcionario le pedía poder girarle los fondos a la cooperadora para que a su vez ésta le abone los sueldos a las empleadas.

La tesorera le respondió que primero debía consultar con la nueva presidenta de la cooperadora, pero que además la entidad solo contaba con una caja de ahorro, y no con una cuenta corriente sobre la cual pudiese operar los pagos solicitados por el director de administración del CPE.

Ante esta situación Salinas, volvió a llamar a la tesorera  para comunicarle que la situación había sido salvada, “ya está, por este mes”, le dijo el funcionario quien prometió viajar a Pico Truncado “Y ahí nos sentamos a hablar”, fue el final de la conversación, cuya grabación se difundió por varios medios de la ciudad.

Mientras tanto las auxiliares de educación esperan una respuesta y permanecen en las escuelas en señal de protesta, y cinco jardines, otras tantas escuelas primarias, cuatro establecimientos secundarios, un Epja, una escuela especial y el industrial, continúan sin dictar clases por falta de limpieza.

El periodista Ricardo Lluis del programa Otra historia entrevistó a Adriana Astolfo de Adosac