EL CALAFATE Clima

Captura de pantalla 2017-09-28 a las 10.11.56 a.m.Por Javier Stoessel.- En Acuerdo de fecha 27 de septiembre, y ante las reiteradas negativas por parte del Consejo de Educación en suministrar de modo completo y en tiempo y forma los requerimientos que se le formulan desde el Tribunal, esta Vocalía requirió -a pedido del Jefe de Auditores- al acuerdo del Tribunal de Cuentas la realización de una inspección integral administrativo contable, con el objeto de poder obtener una visión integral y significativa del estado del organismo.

Como ya acaeció en otras oportunidades, el Tribunal vuelve a desistir del cabal cumplimiento de sus funciones, negando la realización de la inspección, y dificultando las tareas encomendadas a las Auditorías de Administración Central y Cuentas Especiales.

Hace dos semanas, idéntico temperamento adoptó con respecto a la inspección solicitada a la Unidad Ejecutora encargada del mantenimiento y refacción de edificios escolares, interrumpiendo y demorando los trabajos e investigación que la Auditoría se encontraba realizando sobre su desenvolvimiento.

Entro los aspectos que se requieren, y que fundamentaban el pedido de inspección, se encuentra la falta de información precisa sobre el manejo de las cuentas de fondos nacionales, el incumplimiento de las recomendaciones sobre los procesos licitatorios, las observaciones sobre contrataciones directas y servicios tercerizados, la falta de información sobre las retenciones legales y voluntarias que se realizan sobre los haberes de los trabajadores, entre otros aspectos.

Esta dificultad para el correcto funcionamiento, lamentablemente no es un hecho aislado, y son una muestra de las condiciones en que se deben desempeñar los trabajadores en el Tribunal, a la hora de realizar la tarea de control para la que son designados.

Por otro lado, se resalta que aún no han iniciado materialmente los trabajos de refacción definitiva para la instalación de la red de gas –que fuera licitada-, y que los trabajos de refacción provisorios, no han “podido” alcanzar a instalar la conexión de gas en la Auditoría de Administración Central y en la oficina del suscripto, lo que si bien es explicado técnicamente, no deja de llamar la atención las dificultades focalizadas para reacondicionar los lugares de trabajo.

Ante tal panorama, se estima conveniente hacer saber las dificultades y obstrucciones constantes que padece esta Vocalía, en algunos aspectos explicable, y en otros aspectos injustificable, como negar a los auditores instrumentar una inspección integral. No obstante ello, se seguirá trabajando de modo puntual e individual sobre los diversos temas.

  • Vocal por la minoría en el Tribunal de Cuentas de la provincia de Santa Cruz