EL CALAFATE Clima

Foto: CONAF

PARQUE NACIONAL TORRES DEL PAINE.- El glaciar Grey ubicado en el corazón del Parque Nacional Torres del Paine, en Chile, sufrió un inesperado fenómeno natural cuando  se fracturó la lengua este del glaciar el  generándose el movimiento de una impresionante masa de hielo. De acuerdo a lo informado por la Dirección Regional de CONAF, Corporación Nacional Forestal, de la cual dependen los Parques Nacionales del vecino país, el fenómeno de fractura se produjo el domingo pasado.

“Los guardaparques que constatan esta información, evidencian un aumento de la presencia de hielo que se acumula en las orillas del lago sin que se visualice crecimiento de las aguas, salvo fuertes oleajes que responden a los vientos acontecidos en la zona durante la última semana” detalló la CONAF a través de una comunicación oficial y especificaron que la CONAF inició contactos con diversos organismos involucrados como el Instituto Chileno Antártico (INACh), quienes iniciaron un monitoreo satelital para establecer los alcances y origen del fenómeno.

De acuerdo a los datos proporcionados por el Dr. Ricardo Jaña, del Departamento Científico del INACh, la masa de hielo que se desprendió del glaciar corresponde a la lengua este del glaciar Grey y tiene una dimensión de 350 m de largo por 380 m de ancho, siendo relativamente mayores de las que habitualmente acontecen, sobresaliendo del agua una superficie de entre 20 a 30 m, lo cual permite asumir una profundidad 8 veces mayor a ese tamaño equivalente entre 200 a 250 m de espesor.

Con relación al área cubierta, son prácticamente 0,13 km2 y no se cuenta con los datos requeridos para confirmar hipótesis respecto al origen del fenómeno.

Este análisis se realizó de acuerdo a comparaciones monitoreadas satelitalmente por el INACh y donde se observa una protuberancia que no tiene contacto con las paredes de ese canal, donde se desarrolla la lengua este. Se ha observado esa sección del glaciar unos 900 m desde el año 2005 y en este caso se está verificando un retroceso de 350 m, lo cual excede el promedio.

“El frente del glaciar ha estado retrocediendo significativamente en las últimas décadas y se asocia a un calentamiento de toda la región de los Campos de Hielo, donde la mayor parte de los glaciares se encuentran en retroceso, por lo tanto se trata de una señal climática en la cual aumenta la temperatura y, probablemente, disminuye las precipitaciones”, detalla el comunicado del CONAF.

A fines de la década de los noventa se experimentó un desprendimiento que generó una concentración de témpanos que llegó hasta las orillas de la playa Grey, impidiendo por casi un año el paso de las embarcaciones que realizaban viajes por el sector. Sin embargo, no es asimilable a la gran proporción de masa de hielo desprendida en esta ocasión.

Según informaron desde el Parque Nacional Torres del Paine, hasta el momento no ha existido ningún inconveniente en la seguridad y en las actividades que realizan las empresas turísticas en el sector (catamarán y kayak), pero se está en constante proceso de monitoreo de la situación y los requerimientos operativos.