EL CALAFATE Clima

RÍO GALLEGOS.- “Calculo que la vamos terminar en diciembre, la aparatología que es muy cara, y que es toda importada, ya está aquí”, decía Cristina Fernandez en octubre de 2015 anunciando la obra del Centro de Medicina Nuclear que dos años después aún espera su puesta en marcha. ¿Qué falta?, que el gobierno provincial defina la estructura administrativa para que nación le transfiera la propiedad y se inicie el proceso de licenciamiento.

El centro está destinado a la prevención, control y tratamiento de enfermedades crónicas no transmisibles (ENT), como el cáncer, enfermedades respiratorias, cardiovasculares y endocrinológicas.

El senador Eduardo Costa responsabilizó a la administración de Alicia Krchner por la falta de funcionamiento del centro:  “todos los compromisos por parte del Estado Nacional se cumplieron; se hicieron las obras, se instalaron los equipos y se dispusieron las capacitaciones pertinentes”, detalló. 

Desmintió que el Ministerio de Energía y Minería o alguna entidad del Estado Nacional “tenga alguna responsabilidad en el atraso del inicio de operaciones del Centro”.

Octubre 2015 Cristina y Alicia en campaña inauguran primera etapa

Según el legislador “lo que resta es voluntad y responsabilidad del Gobierno de Santa Cruz”, para que el centro de medicina nuclear comience a operar.

Sostuvo que “El proyecto original se modificó para adecuarlo a las necesidades de nuestra provincia, para que sea autosustentable”, pero aún falta que “la Provincia defina la autoridad o entidad que se haga cargo del mismo, así se le transfiere la propiedad y se le da inicio al proceso de licenciamiento”, indicó.

Costa agregó que “es necesario capacitar un equipo inicial, el cual ya se encuentra identificado por parte de CNEA y esta en total acuerdo con la Provincia. Asimismo, los fondos necesarios para la puesta en marcha se encuentran a disposición del proyecto”, concluyó el legislador.

Los beneficios de la medicina nuclear

La Medicina Nuclear es una especialidad médica que emplea isótopos radioactivos unidos a moléculas específicas (radiofármacos) para el diagnóstico, tratamiento e investigación médica de enfermedades. Las exploraciones de medicina nuclear no son invasivas y carecen de efectos adversos, son seguras y prácticamente indoloras.

A su vez, permite identificar alteraciones mucho antes de que las enfermedades sean clínicamente detectables (instancia de diagnóstico), lo que repercute significativamente en tratamientos tempranos más efectivos y pronósticos frecuentemente más favorables.

El día que Cristina Fernández en campaña anunciaba la inminente puesta en marcha del CMN