EL CALAFATE Clima

 

LANACION/RIO GALLEGOS.- Con casco en la cabeza, la mirada asustada y rodeado de policías, Carlos Zannini abandonó su momentánea detención en la cabina trasera de una camioneta de la policía federal y rodeado de policías, que pese a que intentaron tapar las ventanillas, no pudieron evitar que los testigos vieran la cara de Zannini.

En la puerta de la policía los insultos de jubilados irritados y los aplausos de militantes peronistas se mezclaban mientras la camioneta de Zannini partió en medio de un fuerte operativo de seguridad que lo trasladó hasta el aeropuerto internacional de la ciudad.

Allí, el recibimiento a Zannini fue mas cálido, cerca de un centenar de militantes de La Cámpora y funcionarios del gobierno provincial lo esperaban con cantos y banderas al ex hombre fuerte del gobierno de los Kirchner pero no lo pudieron ver, dado que la policía federal, evitó el contacto con la zona pública del aeropuerto y utilizó el ingreso de la FF.AA, donde lo dejó en la sala VIP sin contacto con otros pasajeros.

La sobrina de Cristina Kirchner, Romina Mercado y la ministra de Salud, y pareja de Máximo Kirchner, Rocío García estuvieron entre el centenar de militantes de La Cámpora que se convocaron desde las 23.30 en el aeropuerto local a esperar el único vuelo de la madrugada que conecta con Buenos Aires.

Al canto de los clásicos militantes, “Atención, atención aquí te saludan los soldados de Perón”, “el que no salta es de Clarín”, o “Nestor no se murió”, los militantes y funcionarios calentaron a fría madrugada en el hall del aeropuerto, que completaron con otro habitual eslogan de barricada “Macri Basura, vos sos la dictadura”.

El tono de la despedida a Zannini empezó a gestarse a la tarden en la sede del PJ, ubicada a metros de la delegación de la policía federal. Allí el presidente del partido, Roque Ocampo, ante un reducido grupo leyó una arenga y convocó a acompañar la partida del detenido a quien consideró “un preso político” y dijo que era “el último preso sin causa, sentencia sin ley, a los presos le agregaron la represión ilegal Santiago Maldonado, y Rafael Nahuel a tiro, y por la espalda y a manos del Estado”.

Y agregó “hoy nos solidarizamos con las familias víctimas de la represión. Con los compañeros presos por su militancia y por su compromiso pro la causa nacional y popular, por su compromiso con la causa nacional y popular, varios de nuestra provincia” y convocó a los santacruceños “a estar alertas porque el símbolo de las políticas públicas de la ultima década somos nosotros y por más increíble que parezca no nos olvidemos estos dos años de aprietes, de extorsión y de destrato a Santa Cruz fue parte de este proceso de reorganización nacional que están construyendo bajo el paragua de la democracia”.