EL CALAFATE Clima

CUESTA DE MIGUEZ.- Todo es amarillo y rojo fuego, para quienes atraviesen la ruta 40 entre el Cerrito y la Cuesta de Miguez entre septiembre y diciembre de cada año. La “Lengua de Fuego” o anarthrophyllum desideratum según el nombre científico que recibe esta hermosa leguminosa de la familia de las Fabaceae inunda la estepa a fuerza de sol y sequía.

Se trata una planta espinosa, densa, que crece en forma de cojines de color vrede pálido y tiene tallos muy ramificados, las hojas son trifoliadas de color verde dorado  o plateado en tanto que las flores son pequeñas de intenso color rojo o anaranjado, según describen en nuestro manual de consultas “Un jardin en la Patagonia Austral”, una publicación del INTA Santa Cruz donde recopila información de las flores que se pueden cultivar en la Patagonia Austral y también información sobre las especies autóctonas.

El fruto de la lengua de fuego es una pequeña legumbre con pelos sedosos, que se curva y retuerce hasta secarse, las semillas castañas maduran desde mediados de noviembre a mediados de diciembre, en tanto que la floración se da entre fines de septiembre y principios de diciembre.

Según los expertos el trasplante debe realizar con plantas jóvenes, porque las plantas adultas tienen raíces gruesas y profundas y no prosperan al transplantarlas, en tanto para quienes se animen a intentar llevar una a sus jardines, deben tener en cuenta que requieren suelos bien drenados y sol a pleno.

¿Alguien logró con éxito transplantarla?. Pueden compartir sus experiencias con Winfo, en este posteo o en nuestras redes.