EL CALAFATE Clima

BUENOS AIRES. – El diputado por Santa Cruz, Máximo Kirchner dijo hoy en la Cámara de Diputados, que “nunca” tuvo “la suerte de tanta solidaridad” como su colega Martín Lousteau, quien fue agredido ayer por un grupo de manifestantes en un hecho que disparó el inmediato repudio de gran parte del arco político
“Me tocó pasar cacerolazos violentísimos adentro de la quinta de Olivos, ver cómo festejaban la muerte de Néstor (Kirchner), o que en la televisión dudaran de si el hombre estaba en el cajón o no y nunca tuve la suerte de tanta solidaridad”, indicó el diputado, en referencia a Lousteau.
“Mi hermana está en una causa y dice que arrancó una asociación ilícita el 27 de octubre de 2010, el día que murió el padre -y que estaba fuera del país-, y sin embargo damos la cara todos los días y no andamos llorando por todos los lugares”, subrayó.
Kirchner agradeció, sin embargo, al presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, por llamarlo por teléfono cuando en Santa Cruz manifestantes intentaron ingresar a la residencia de la gobernadora Alicia Kirchner, mientras ésta se encontraba con su madre, la ex presidenta Cristina Kirchner.
“El error es cuando se personaliza, se despolitiza, y eso está siendo un gran negocio para el Gobierno, porque no puede discutir la idea y personaliza”, consideró el líder de la agrupación La Cámpora.
Además cuestionó al presidente Mauricio Macri, por decir que “estaba bien que Milagro Sala estuviera presa porque había mucha gente que pensaba que debía estar presa”.
“Sería bueno, entonces, que como mucha gente dice que la reforma previsional es mala, la vete”, ironizó. AGENCIA TÉLAM