EL CALAFATE Clima

Mediante un decreto publicado el pasado 11 de enero en el Boletín Oficial que reglamentó varios artículos de la Ley de Tránsito, el Ministerio de Transporte estableció que los niños de hasta 10 años deberán utilizar silla de seguridad cuando viajen en auto, siempre en el asiento trasero. La norma es de alcance nacional, aunque varios distritos, entre ellos la Ciudad de Buenos Aires, tienen especificaciones diferentes.

La medida modifica el artículo 40 de la ley y establece dentro de los requisitos para circular que “los menores de diez (10) años deben viajar sujetos al asiento trasero, con el Sistema de Retención Infantil homologado al efecto, en relación a su peso y tamaño”. No aclara, sin embargo, cuál es el límite de peso y tamaño que debe tener el menor.

Por otro lado, en ese mismo artículo queda establecido que “los ciclomotores no pueden llevar carga ni pasajeros con un peso superior a cuarenta kilogramos (40 kg) y los pasajeros siempre deben viajar con casco reglamentario”. “El casco deberá contar con la identificación de dominio del motovehículo, adherida en letras y números reflectantes, sin que coincida con el color de fondo del casco”, añade.

¿Pero cómo saber si una silla infantil está homologada? ¿Y cuáles son las sillas más seguras del mercado?

El sitio autoblog.com.ar La FIA Región IV difundió una serie de gráficos para identificar con facilidad a una silla infantil homologada.

Además, para elegir los modelos más seguros, se puede consultar el ranking de crash tests del Programa de Evaluación de Sistemas de Retención Infantil (Pesri). Se trata de una entidad derivada de LatinNCAP, el organismo encargado de calificar la seguridad de los autos que se venden en América Latina.

Pesri somete a las diferentes sillas del mercado a un crash test de laboratorio. Con el uso de maniquíes que imitan el peso y tamaño de niños de diferentes edades, evalúa el nivel de protección que ofrece una silla en un choque.

En los crash tests realizados en 2017, se probaron 14 modelos de SRI. Sobre una calificación máxima de cinco estrellas, tan sólo tres modelos alcanzaron una nota aceptable de tres estrellas. El resto obtuvo una o dos estrellas.

Los modelos que obtuvieron las calificaciones más altas fueron fabricados por ChiccoGraco y Cosco.