Adosac3El congreso provincial de la ADOSAC realizado ayer en San Julián resolvió paro por 72 horas los días 6, 7, y 8 de marzo. Los maestros piden una recomposición salarial que establezca un salario inicial de $20500, que cubra el desfasaje que existe entre los sueldos y el costo de vida, producto de la inflación. Solicitan al Ejecutivo provincial una reunión de carácter urgente para tener definiciones concretas sobre la enorme cantidad de problemas que afectan al sector docente y que no han sido subsanados ni atendidos debidamente. El congreso además votó, «respaldar la decisión de los vocales electos de extracción gremial de la Junta de Clasificación de Nivel Secundario de no emitir el listado provisorio 2017, hasta tanto no se pueda confeccionar en las condiciones que todos los docentes merecen. Recordando que la demora provocada a días del inicio del ciclo lectivo, mantiene en una gran incertidumbre a los docentes del nivel como consecuencia de la irresponsabilidad del CPE de emitir de forma completamente tardía las competencias de título del 5° año del secundario». También decidieron «Acompañar en el legítimo reclamo a los jubilados por el pago en tiempo y forma de sus haberes.» Entre otras consideraciones la ADOSAC manifestó a través de un comunicado, que el docente atraviesa «uno de los peores momentos laborales», además remarcó «la falta de institucionalidad y de políticas en las que incurre el gobierno de Alicia Kirchner, quien está claramente disociada de la realidad», y ponen como ejemplo el reciente discurso de la gobernadora ante la legislatura, «pretendiendo convocar a un Acuerdo Social santacruceño, cuando las acciones del propio gobierno son contrarias a ese espíritu, antagónicas con los hechos que promueve y hasta parecieran una simple burla de la retórica oficial». Señalan que para lograr un Acuerdo Social antes el gobierno debiera «pagar en término los salarios, no desdoblar los pagos, aceptar acordar en paritarias, invertir en el mantenimiento de las escuelas, otorgar las facilidades para que cada docente se actualice, progrese en su carrera, titularice y se forme adecuadamente para poder transmitir lo que el nuevo siglo requiere y reclama para nuestros alumnos».