Alicia firma el pacto fiscal que Cristina y Máximo defenestran

RÍO GALLEGOS.- 34.326 es el número de empleados públicos declarados en el presupuesto 2018 que el Ejecutivo envió a la legislatura. Son 2993 estatales más que en 2015, y 538 más que hace un año. El 29 de diciembre Diputados tratará el presupuesto, ese mismo día Alicia Kirchner pretende que voten el pacto fiscal firmado con el presidente Macri, que entre otras cosas prevé no sumar ni un solo empleado más a la administración. El mismo acuerdo que Cristina y Máximo Kirchner defenestraron en el congreso y convocaron a no votar. La gobernadora Alicia Kirchner insiste en que una de las causas de la crisis económica que llevó a la provincia a una supuesta quiebra, es el crecimiento desproporcionado de la planta de empleados estatales durante la gestión de Daniel Peralta. Lo responsabiliza de haber ingresado a “diez mil empleados públicos”, durante los ocho años de mandato. Todo indica que la actual gestión va en el mismo sentido de lo que critica, y define como, «herencia recibida». La evolución de la planta de estatales En 2015 revistaban en planta entre permanentes y contratados 31.333 agentes. En 2016, ese número se elevó a 33275 empleados, durante el primer año de gestión de Alicia Kirchner. Actualmente hay 33.788 estatales, y para el 2018 ya están registrados, 34.326 trabajadores. Con cerca de 3 mil empleados más, el actual gobierno piensa iniciar la segunda mitad de su mandato, atravesado por una  crisis de gestión a raíz de la falta de pago de salarios en tiempo y forma, que afectó gravemente los servicios esenciales que debe brindar el estado, educación, salud, seguridad social, y justicia. Desde que asumió en diciembre de 2015 denunciando que había recibido de su antecesor y socio electoral, Daniel Peralta, «una provincia quebrada», la gobernadora no supo como administrar los recursos provinciales, que con excepción de las regalías petroleras que se mantuvieron en los mismos valores, se incrementaron notablemente entre un 35 y un 40 por ciento tanto en coparticipación federal como provincial, y en algunos casos como las regalías de gas, aumentaron en un 250% producto del tarifazo. También ingresaron de modo extraordinario a las arcas provinciales otros montos por la restitución de fondos del Anses, unos 300 millones de pesos, el aporte de las empresas mineras, otros 250 millones,  más las prórrogas de préstamos tomados en 2015, el de 4.500 girados ese año por la ex presidenta Cristina Fernández, y los 800 millones que en diciembre la flamante gestión de Mauricio Macri adelantó a Santa Cruz. Total, 5.950 millones de pesos. Asimismo, en la segunda mitad del año, el gobierno provincial accedió a dos préstamos de nación, uno del fiduciario federal, de 2 mil millones, y otro del banco Nación de 750 millones, sobre este último resta percibir una última cuota. Con todo, la gobernadora Alicia Kirchner al día de hoy aún no completó el pago de salarios de noviembre a estatales, cuando ya están a punto de vencer el pago de aguinaldo y sueldo de diciembre. Hay que destacar que este año los sueldos se mantuvieron congelados, con lo que el gobierno se ahorró por lo menos un 20% de fondos en sueldos. Sin embargo, y según reveló a intendentes de Cambiemos la propia mandataria, el pago de sueldos de fin de año depende de la firma del pacto fiscal que está pendiente de aprobación en la cámara de Diputados. Curiosamente y como un aporte más a la confusión general de la gestión de Alicia, su cuñada y senadora nacional, Cristina Fernández, y su sobrino y diputado nacional, Máximo Kirchner, son los más acérrimos detractores del pacto fiscal que ella firmó y pretende avalar ahora en la legislatura. Los números no mienten El ex mandatario a quien Alicia Kirchner tuvo de socio en el marco de la ley de lemas y le sumó votos para alcanzar la gobernación, le entregó el mando en diciembre de 2015 con 31.333 empleados públicos. Según reconoció el propio Peralta durante su mandato de 8 años ingresaron  a la planta unos 3000 policías, y 2.700 trabajadores que prestaban servicios en cooperativas los que paulatinamente fueron absorbidos por el estado. Por cada nuevo jubilado se sumaron 2,5 activos. En 2008 había 11.566 jubilados y actualmente, superan los 18.000, número estimativo dado que la Caja de Previsión incorpora nuevos beneficiarios mes a mes. Hay que aclarar en este caso, que del total de beneficiarios de la Caja de Previsión, el 40% aproximadamente corresponde a trabajadores municipales. Las estadísticas no la califican, solo registran los datos reales de su gestión.