RÍO GALLEGOS.- La diputada nacional Roxana Reyes volvió a reclamar al Gobierno de Alicia Kirchner por la falta de provisión de medicamentos oncológicos a los pacientes de toda la provincia. Reyes responsabiliza a Alicia Kirchner y a la Ministra de Salud, Rocío García, «por la crítica situación de los pacientes que hoy ven suspendidos sus tratamientos o tienen gran incertidumbre sobre si podrán o no continuarlos, agravando el padecimiento que ya supone la enfermedad», enfatizó la diputada. Recordó que existe una ley provincial de Protección Integral del Paciente Oncológico «que la Gobernadora no ha reglamentado pasado más de un año desde su sanción, evidenciando una falta de sensibilidad» por parte de la mandataria. El reclamo surgió luego de que desde distintos sectores de la provincia se contactaran con la Legisladora para solicitarle que intervenga ante el faltante de medicamentos que ya es desesperante en los distintos centros de atención. «Resulta vergonzoso que en Santa Cruz para solucionar un tema de derivación, suministro de medicamentos o como en este caso provisión de cobertura para pacientes oncológicos se deba mantener contacto con funcionarios de la Obra Social o del Ejecutivo que resuelven casos puntuales como si fuera un favor dejando al resto de la población en el mayor desamparo», cuestionó Reyes. «Nuestro reclamo es el mismo que hacen muchos afiliados a la Caja: le pedimos a la Gobernadora un mínimo de sensibilidad, estamos hablando de vida, de salud, de integridad fisica y no puede esperar, por lo tanto debe cumplir con su función y garantizar la normal provisión de los medicamentos oncológicos a los pacientes que se encuentran en tratamiento, tanto dentro de Santa Cruz como en los centros que reciben a los derivados de nuestra provincia, como son Comodoro Rivadavia y Buenos Aires”, enfatizó Reyes. Asimismo instó a los Defensores Oficiales, Fiscales y Autoridades de Derechos humanos a que activen los mecanismos correspondientes en el cumplimiento de sus funciones «para proteger contra el gobierno incumplidor a los afiliados de la CSS».